10_JULIO_OPTIMIZA_EL_INVENTARIO_DE_TU_NEGOCIO_PARA_MEJORAR_TU_RENTABILIDAD.jpg

Optimiza el inventario de tu negocio para mejorar tu rentabilidad

Escrito por Bi-Credit | septiembre 2017

Un almacén mal manejado puede elevar los gastos administrativos por inventario y afectar a la rentabilidad de tu negocio.

El que tu negocio sea rentable no depende de las ventas, sino de los márgenes de utilidad, y para aumentarlos debes considerado la parte operativa del negocio, que es donde se podría mejorar la rentabilidad, específicamente al disminuir los gastos administrativos por manejo de inventario.

El manejo de inventario es un arma de dos filos, pues puede considerarse un asunto aburrido de simple almacenamiento o una pieza clave de la estrategia de negocios.

Estrategias a seguir

Para utilizar tu inventario como generador de rentabilidad y evitar que se convierta en una carga, he aquí cuatro estrategias que puedes utilizar:

  1. Cero inventarios (Entrega directa)

Utilizar esta estrategia te permite enfocarte en ventas y servicios, pues una tercera empresa es quien maneja tu inventario, o la entrega se hace directamente del proveedor al cliente. Se utiliza mucho en ventas en línea y en empresas de nuevo arranque con pocos recursos.

  1. Justo a tiempo

Se mantiene el inventario mínimo para cubrir las ventas programadas, esto es, se van cubriendo los espacios conforme se va vendiendo. Lo utilizan empresas, como Apple, que consideran que los grandes inventarios pueden ser demonios que se echan a perder igual que la leche.

Aquí es clave conocer perfectamente el tiempo que se lleva producir el producto u obtenerlo de los proveedores.

  1. A consignación

No eres dueño del producto, sino das servicio a un tercer cliente. Una vez que lo vendes, envías el producto que estaba en tu inventario, pero no consideras los días que permaneció ahí.

  1. Lista de espera

Puede funcionar si tu producto es capaz de crear una expectativa de compra, y entonces empezar a producir las unidades solicitadas.

Existe el riesgo de que el comprador se desespere y vaya a buscarlo a otro lado o que no puedas probar el producto para verificar que cumple con los requisitos y puede ser que sólo lo compren los que lo ordenaron. Para usar esta estrategia tu producto debe ser de alta demanda y tener poca competencia.

Puedes utilizar estas estrategias para todos tus productos o solo para algunos y, una vez en práctica, ser consciente de que probablemente tendrás que cambiarlas continuamente debido al crecimiento de tu negocio, a los cambios del mercado, a la satisfacción de los clientes y al revisar los márgenes de utilidad obtenidos.

Haz que el inventario trabaje a tu favor implementando algunas de estas estrategias.

Temas: Control administrativo

New Call-to-action

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel