6. Que debo cuidar al tener una tarjeta de crédito corporativa

Qué debo cuidar al tener una tarjeta de crédito corporativa

Escrito por Bi-Credit | junio 2019

Las tarjetas de crédito son, sin duda, una de las herramientas más beneficiosas en el mundo corporativo. Las ventajas de contar con una son muchísimas y los servicios extra que se pueden obtener con ella también son muy buenos. Sin embargo, es importante hacer un buen uso de estas para poder minimizar el riesgo y evitar problemas, así que si quieres saber cómo sacarle el máximo provecho a tu tarjeta, pero al mismo tiempo cuidar el manejo de la misma, ¡llegaste al lugar indicado!

Las tarjetas de crédito corporativas son muy beneficiosas tanto para los empleados como para la propia empresa. Por una parte, la productividad y eficiencia de los empleados puede mejorar, pues las tarjetas permiten que los pagos se les faciliten, pueden obtener mejores servicios con empresas afiliadas y demás. Por otra parte, la empresa también obtiene un mejor control de gastos corporativos y mejor manejo de recursos. Por lo que es una situación ganar-ganar.

Sin embargo, como todo en esta vida, los excesos en las tarjetas de crédito son malos y el mal uso de las mismas puede llevar a grandes riesgos financieros y problemas para quienes hacen uso de ellas. Así que lo que debes aprender es a disfrutar de sus beneficios, pero siempre con moderación y teniendo en cuenta algunos cuidados especiales.

Así que, para hacerte las cosas más fáciles, a continuación hemos hecho una lista con los aspectos principales que deberías cuidar de tu tarjeta de crédito. ¡Presta atención!

1. Ten un límite de gastos

Lo primero que debes tener claro es cuál es el límite de gastos que puedes hacer con la tarjeta de crédito y que construyas el presupuesto en base a esos límites. En una empresa, por ejemplo, cada empleado puede tener un límite diferente en su tarjeta dependiendo de la labor, el área o las diferentes tareas que tenga a su cargo. Así que, si vas a empezar a hacer uso de tu tarjeta, asegúrate de conocer bien el límite para siempre estar dentro del rango establecido y no excederte.

2. Mantén claras las expectativas de la empresa

Es importante que siempre tengas en claro el por qué de la empresa. Es decir, por qué te dieron la tarjeta, en qué casos la puedes utilizar, hasta qué monto tienes admisible, etc. Si tienes siempre en claro estos aspectos, tendrás más cuidado al utilizarla y no caerás en excesos.

3. Mantén un control de gastos claro

Es importante que lleves un control exacto de los gastos que haces, es decir, anota cuáles han sido los montos gastados, en qué cosas lo has gastado y demás. Debes tener en mente que al tener una tarjeta de crédito corporativa también tienes una responsabilidad sobre los recursos de la empresa, así que debes llevar un buen orden y no derrochar el dinero de la empresa.

4. Ten cuidado con los casos atípicos

Siempre se sabe que hay gastos imprevistos, pero es importante que sepas diferencias imprevisto con indebido. Identifica si verdaderamente los gastos que harás son indispensables y justificados para no caer en la tentación de gastar en aquello que no es verdaderamente imprescindible.

Si tienes consciencia de estos consejos verás cómo es de fácil llevar un mejor control en tus gastos y hacer un buen uso de tu tarjeta corporativa.

Y tú, ¿estás listo para aprovechar los beneficios que te da una tarjeta de crédito? Bi-Credit cuenta con una amplia gama de productos para sus clientes. Solicita hoy mismo tu tarjeta de crédito Bi-Credit.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

Temas: Reglas de oro

haz una cita con uno de nuestros asesores

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel