3_ERRORES_SORPRENDENTES_QUE_COMETEN_EMPRESAS_EN_CRECIMIENTO.jpg

3 errores de una empresa en crecimiento que no querrás cometer

Escrito por Bi-Credit | julio 2016

Los errores que truncan el crecimiento de una empresa suelen ser detectados hasta que es demasiado tarde. 

Los fundadores suelen tomar tantas cosas bajo su control que terminan por perder el control de todo y ese es uno de los peores errores empresariales.

Desde gerentes, administradores, directores de finanzas, publirrelacionistas y vendedores, el CEO se convierte en un auténtico cuello de botella que no puede con toda la carga y termina por soltarlo todo.

Los tres errores más comunes de las empresas tienen que ver precisamente con su dirección y con la creencia de que una sola persona puede representar varias figuras.

1. "Mi casa... mis reglas"

De pronto el joven empresario se ve exitoso con una empresa operando y funcionando. Pero no hay que engañarse. Aunque tenga ingresos, ventas y contratos, las cosas pueden estar caminando directo al despeñadero. Y todo es a causa de cierta soberbia en la dirección.

El que está arriba hace uso del flujo de dinero a su antojo, contrata y prescinde de los servicios del personal con la facilidad con que el aire levanta las hojas y no se deja asesorar.

Una empresa que no tiene madurez suele regirse por decisiones unipersonales e inmaduras. El retorno de la inversión es algo que toma tiempo y que cuando llega debe reincorporarse al crecimiento, situación que no todos valoran de la misma manera.

Establecer reglas claras, justas e inteligentes más allá de quien está al frente es un marco en el que los proyectos nuevos deben moverse con respeto y seriedad.

2. "El mundo debe adaptarse a mi empresa"

Cuando una empresa opera en un mercado, es un error pensar que las mismas condiciones imperarán en otro entorno. Antes de dar un paso sobre un terreno desconocido, deben dirigirse los esfuerzos a recabar toda la información posible sobre éste. Lo que funciona en un espacio, no necesariamente funcionará en otro.

La falta de humildad es uno de los errores de una empresa en expansión, por lo cual debe establecerse un contacto con un conocedor del panorama.

El reclutamiento de un guía debe ser una de las primeras inversiones y búsquedas, eso determinará las siguientes inversiones y estrategias de crecimiento.

Además vale la pena tener un análisis del entorno global por situaciones tan básicas como el cambio de moneda, de marco jurídico y hasta de cultura.

3. "Tener falsas lealtades"

Es natural tener gratitud hacia quienes apoyaron en los primeros pasos del gigante, pero hay que tener los ojos abiertos para distinguir si alguien que nos fue de mucha utilidad al principio lo sigue siendo en el presente o en el futuro.

No se trata de prescindir de quienes nos acompañaron al principio, pero sí de saber si aún tienen un vínculo con nuestro objetivo. 

Es una cuestión de pragmatismo el no dejarnos llevar por la nostalgia y los falsos sentimientos de una lealtad mal encausada.

Las evaluaciones permanentes nos brindan información sobre el estado de la empresa pero lo importante es hacerles caso y tomar acciones para mejorar continuamente.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

Temas: Emprendimiento

Cómo optimizar el capital de trabajo

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel