razones por las que fracasan las nuevas empresas

3 Razones por las que fracasan las nuevas empresas

Escrito por Bi-Credit | enero 2016

Si estas por iniciar un negocio propio y no has analizado qué debes hacer para reducir las posibilidades de fracaso, te invitamos a que leas todo el artículo.

Comenzar un negocio propio puede parecer la mejor alternativa para crecer económicamente, sin embargo, los retos para llevarlo a un nivel de sostenibilidad y eficiencia son diversos. El desconocimiento de la organización y planificación de un emprendimiento puede llevar a un fracaso seguro.

El objetivo de esta publicación no es desanimarte en tu visión empresarial, por el contrario, es para que tengas en cuenta algunos de los aspectos que no debes pasar por alto a fin de que avances en la creación de tu negocio.

  1. Falta de experiencia
    Crear y administrar nuevas empresas no es fácil, ni se aprende de un día para otro. Este es un proceso que se va desarrollando con el tiempo. Si bien los fundamentos teóricos son básicos, requerirá de mucha práctica y constancia.

    Algunos aspectos que debes identificar para reducir el fracaso son el exceso de optimismo, proyecciones poco realistas, tomar decisiones apresuradas o ejercer una gestión ineficiente, por mencionar algunos ejemplos.

    Por tratarse de la primera empresa, te recomendamos comenzar poco a poco. Empieza con un negocio pequeño en el que puedas asumir ciertos riesgos y tomar decisiones sin temor de equivocarte o fracasar.

    Adquiere conocimiento de gestión, como finanzas, estrategias comerciales y mercadeo, y de administración mediante capacitaciones o junto a personas que dominen el tema para que no asumas todas las funciones y fortalezcas la gestión del negocio.
  1. Falta de un plan
    ¿Aún no cuentas con un plan de negocios? Es momento de crearlo. La carencia de una planeación bien estructurada impactará el desarrollo de la idea por carecer de metodología o metas claras y definidas.

    Por ello es importante que conozcas datos claves como estudiar el mercado, analizar la política de precios, la rentabilidad, inversión y el financiamiento. El plan te ayudará a entender los asuntos vitales, evitar errores, establecer proyecciones y a conseguir capital o préstamos para el negocio.

    En esta etapa, no te concentres solo en producir, ve también hacia el mercado para obtener resultados concretos, medibles y verificables con los que conozcas a cabalidad su negocio y los aspectos que son parte de él, como la información financiera: balances de pérdidas y ganancias, etc.
  1. Exceso de competidores
    Otra razón de fracaso es el exceso de competencia. En ocasiones, cuando un negocio inicia es probable que no haya otros prestadores de servicios, pero al alcanzar el éxito surgen los nuevos competidores.

    Que no haya competencia puede ser un llamado de atención de que no hay mercado, o es un producto nuevo y le tomará mucho más tiempo introducirlo en el mercado. Por el contrario, si hay demasiados competidores te indicará que el mercado está saturado. Es importante que identifiques bien en cuál de estas situaciones está tu proyecto, quiénes son tus competidores y cuáles son tus fortalezas y debilidades.

    ¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.


 soluciones empresariales bi-credit

Temas: Emprendimiento

New Call-to-action

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel