7_OCTUBRE_1_DISPONIBILIDAD_DE_EFECTIVO_PARA_OPERAR.jpg

Cómo puedes asegurar la disponibilidad de efectivo para operar

Escrito por Bi-Credit | octubre 2016

Tener suficiente disponibilidad de efectivo para operar es una preocupación constante en la administración de toda empresa.

Y es que no se trata de una ciencia exacta, pero sí de un lineamiento simple: gastar menos de lo que se gana. En esta tarea hay muchas estrategias que podemos tomar para asegurar la disponibilidad de efectivo.

  1. No seas una tarjeta de crédito para los clientes

En vez de entregar productos o servicio y recibir una promesa de pago, idea estrategias para que te paguen al momento. Puedes dar un descuento por pago con tarjeta de crédito, una bonificación en producto o un precio especial.

También puedes implementar el uso de algún dispositivo para cobrar mediante transferencias con teléfonos móviles o tablets.

  1. Sé estricto

Establece condiciones de pago estrictas, que te garanticen siempre tener suficiente efectivo para operar. Si a un cliente le das un año para pagarte, se tomará ese año y más, pero si estableces periodos cortos para cubrir las facturas, seguramente tendrás el dinero más pronto.

Si das 30 días, cámbialo por 10. Y restringe el crédito a algunos cuantos, el resto cóbralo al momento.

  1. Involucra a tu equipo

El director no puede hacerlo todo. Delega las responsabilidades e integra al equipo de ventas para que agilicen la cobranza. Un método que funciona es el de retener una parte de las comisiones hasta que la factura se liquide.

De esta manera ellos harán lo posible para que el cliente pague más pronto.

  1. Usa créditos

Cuando sea posible, paga con tarjetas de crédito empresariales. Esta forma de pago te da más tiempo para liquidar las cuentas sin quedarte sin dinero en efectivo.

  1. Haz transferencias programadas

Usa la banca en línea para hacer pagos hasta el último minuto desde tu cuenta bancaria. Así agilizarás tiempo y no quedarás descubierto en caso de tener que realizar otro desembolso imprevisto.

  1. Estira las fechas de pago

Retrasa el pago cuando la negociación lo permita. Si le debes a un proveedor paga hasta la fecha de vencimiento y una vez que hayas recibido la factura.

  1. Administra con eficiencia

En los periodos de contabilidad y finanzas, realiza los cortes con tiempo para evitar errores y tener margen de maniobra en caso de tener alguna factura vencida. Adquiere un software administrativo eficiente.

  1. Mejora la cobranza

Si tienes cuentas por cobrar, puedes venderlas a un despacho para que ellos se encarguen o contratar a un abogado para que lo haga por ti.

  1. Reajusta precios

Con el incremento de los costos de producción, la inflación y otros factores económicos, considera el aumento razonable de precios o tarifas. Y cobra los servicios extras, tales como manejo, entregas o crédito vencido.

El efectivo es un activo que se diluye a la menor provocación. Cuida de él, porque es el lubricante con el cual funciona toda la maquinaria de operación de un negocio.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

Temas: Finanzas Empresariales

Tarjeta de credito empresarial

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel