27_JULIO_CONSEJOS_PARA_REDUCIR_LOS_GASTOS_DE_TU_EMPRESA.jpg

Consejos prácticos para reducir gastos en la empresa

Escrito por Bi-Credit | agosto 2016

Reducir gastos en la empresa es la búsqueda permanente de prácticamente todos los administradores del mundo. 

El problema se acentúa en las pequeñas y medianas empresas pues los pocos recursos se deben repartir cuidadosamente.

La mala administración no suele limitarse a la producción, el fondo es una ausencia de formalización en todos los procesos. Así que si eres de los que se pregunta cómo reducir gastos en mi empresa debes analizar todos los procesos de todas las áreas con una actitud de apertura al cambio.

Solo para ponerlo en términos de ejemplo, de cada diez pesos que gasta una empresa, siete van a costos de producción y nómina mientras que solo 1 se destina a los gastos de operación.

Por eso los empresarios solo se concentra en el gasto grande y suelen pensar que no vale la pena meterse en la operación. Y justo ahí está el detalle pues se puede ahorrar mucho en este rubro.

Papelería, limpieza, mensajería, regalos, viáticos y gastos de representación pueden ser una gran fuga de recursos si no se tienen controlados. Así que aquí te damos algunos pasos a seguir para ello:

Aplica tu conocimiento. Haz una lista de absolutamente todos los gastos de operación. Te vas a sorprender cuando veas “100 cajas de clips” en el concepto de papelería.

Observa. Analiza el mercado y piensa qué puedes hacer para satisfacer más a tus clientes. Si no existe una idea, difícilmente habrá una buena ejecución.

Define. Debes establecer lo que se requiere para operar y en qué áreas se requiere aplicar. A veces ocurre que los recursos sobrantes en un área pueden servirle a otra.

Sé cauto. Si vas a realizar tú mismo este proceso, debes ser respetuoso y atento de la operación para evitar tomar malas decisiones.

Delega. Los titulares de las áreas deben estar involucrados y entusiasmados en la optimización. Solo así podrán transmitir el objetivo a su equipo.

Mide. El monitoreo permanente ayuda a tomar decisiones. Cuenta con estadísticas semanales, mensuales y anuales para poder contrastar los avances o en su caso, los retrocesos.

Planea. Las compras de emergencia, pánico o último momento son más costosas debido a que no hay tiempo para elegir el proveedor con la mejor opción. Así que planea todos tus consumos.

Es básico que todos estén en sintonía de economizar y que ello impacte en un beneficio colectivo. Si el empleado no se siente parte de la empresa y no ve reflejadas en sí las bondades de ahorrar, difícilmente colaborará en cualquier proceso de optimización por sencillo que este sea. 

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

 

Temas: Reducción de costos

Cómo financiar tu negocio

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel