12_AGOSTO_1_EMPEZASTE_TU_PROPIA_EMPRESA_NO_COMETAS_ESTOS_ERRORES.jpg

¿Cuáles son los errores en empresas nuevas? ¡Evítalos!

Escrito por Bi-Credit | septiembre 2016

Cuando comienzas algo, también estás aprendiendo.

Las empresas que arrancan tienden a caer en los mismos errores, pero si se hubiesen tomado el tiempo de conocer otras experiencias, también se habrían ahorrado algunos problemas.

 Los errores en empresas nuevas pasan por una gama de posibilidades pero prácticamente todos tienen un denominador común: la inexperiencia.

El Pew Research Center investigó, en Estados Unidos, entre 1580 caso de Pymes, con menos de un año de existencia, y obtuvo interesantes resultados. El estudio abarcó entrevistas con administradores y directores que no tuvieran más de 12 meses al frente de un proyecto y encuestas con proveedores de nuevos negocios.

Las mejores prácticas para un negocio exitoso tienen que ver con información y preparación, por eso te compartimos algunas de las conclusiones y recomendaciones de este trabajo.

1. Las nuevas empresas esperan a consolidarse antes de preocuparse por aspectos legales, lo cual impacta en su historial y genera desconfianza ante los nuevos clientes y proveedores.

2. Hacer acuerdos de palabra o informales. Puede ocurrir que los socios fundadores rompan sus convenios sociales o sentimentales y el negocio se acabe.

3. No pedir ayuda. Si está en una curva de crecimiento el nuevo empresario no pide ayuda o si lo hace, no sabe quién y cómo puede ayudarle.

4. Querer tener la razón. A todos nos gusta tener la razón, pero no siempre la tenemos, por eso es importante contar con opiniones distintas a la nuestra en el momento de tomar decisiones.

5. Cálculos conservadores. Suelen hacer proyecciones de dinero por debajo de lo requerido para poder atraer inversiones, pero al llevar a cabo la operación tienen faltantes por gastos no considerados.

6. Delegar de más. El nuevo líder considera que debe dejar en manos de los contadores y administradores todo lo relacionado con los números, pero estos requieren una supervisión constante y permanente. 

7. Soberbia. Las mejores decisiones casi siempre se toman en acuerdo común.

8. Inflexibilidad. Si ya se ha tomado una decisión pero no resulta, debes estar alerta para realizar los ajustes necesarios.

9. Falta de reacción. La rutina nos impide ver si algo no está funcionando y los nuevos empresarios fácilmente abandonan sus prioridades.

10. No cometer errores. El director general pocas veces considera que se equivocó. Hacer como que no está pasando es dejar que esté pasando todo.

La verdadera sabiduría tiene que ver con el aprendizaje de los errores y no con jactarse de no cometerlos.

La gestión de una empresa siempre debe estar enfocada al crecimiento de sus elementos y no al contrario.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

 

Temas: Emprendimiento

haz una cita con uno de nuestros asesores

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel