5_AGOSTO_2_ERRORES_MAS_COMUNES_AL_HACER_EL_PRESUPUESTO_DE_UNA_PYME.jpg

Errores comunes al planear el presupuesto de una PyME

Escrito por Bi-Credit | septiembre 2016

Hacer el presupuesto de una empresa es la labor administrativa más importante de todo el equipo ejecutivo. 

Y al ser un trabajo humano es susceptible a los errores. La Escuela de Negocios de Harvard realizó un estudio entre 1318 empresas del este de Estados Unidos sobre este tema y obtuvo información muy interesante.

Los errores comunes en el presupuesto parten de su concepción. Te sorprendería saber cuántos administradores tienen exactamente los mismos problemas que tú has enfrentado.

Pero más te sorprendería lo fácil que se resolvieron y sobre todo lo sencillo que es prevenirlos.

En este artículo compartimos cuáles son los más comunes y cómo pueden evitarse:

Proyecciones fuera de la realidad: Es común que en el ánimo de atraer más inversionistas o de darles esperanza y seguridad, el proyectista exagera en los números. A corto plazo parece funcionar, pero cuando los números reales hablan, suelen dejar muchas decepciones. La honestidad y transparencia son más redituables a largo plazo por eso es recomendable no “inflar” las expectativas pues tarde o temprano las cosas caen por su propio peso.

Ignorar auténticas necesidades: Si tienes un plan que requiere de 5 mil dólares, no proyectes sobre 3 mil. ¿Cómo esperas que funcione?, ¿de dónde van a salir los 2 mil restantes? A veces por el afán de atraer inversionistas les planteamos un plan “alcanzable” pero eso no es inteligente, pues al no tener los recursos completos, el proyecto tendrá menos probabilidades de éxito.

Disponer de efectivo que aún no existe: Hasta que no está depositado en una cuenta, el dinero no existe. Aunque tenga fechas de vencimiento y promesas de pago, habrá factores ajenos a ti y a tus acreedores que podrían afectar en tu flujo de efectivo. Retrasa las compras y estira los pagos lo más posible sin caer en demoras para que puedas contar con liquidez todo el tiempo sin necesidad de depender de terceros.

Olvidar las contribuciones: Se suele dejar el pago de impuestos al final del balance, pero ello puede provocar un desequilibrio a corto y largo plazo. No esperes a hacer cuentas con el gobierno hasta el último momento. Calcula el pago de contribuciones desde las utilidades. Eso es algo ineludible y tenerlo en cuenta desde un principio te dará un mejor historial, que eventualmente se traducirá en beneficios crediticios.

No tener un presupuesto en marketing: Las relaciones públicas y el marketing generan ventas y ganancias. Tener un presupuesto para este rubro desde la primera proyección dará certezas. Hay proyecciones que se dejan hasta el final, lo que representa menores posibilidades de inversión y por ende menores ganancias.

Son muchos los factores y errores en los que caemos cuando estamos en este proceso, pero es claro que los empresarios que ponen dedicación a las proyecciones son los que más posibilidades tienen de sobrevivir.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

 

Temas: Emprendimiento

Recomendaciones planificación financiera

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel