problemas básicos de los inventarios

Los tres problemas básicos de los inventarios

Escrito por Mauricio Garita | marzo 2016

Si la compañía es la maquinaria, los inventarios son los engranajes. Es bajo este concepto que debemos entender a los inventarios y sus retos potenciales. 

Un ejemplo de ello fue la compañía fabricante de autos, Chrysler, que al no prever la crisis económica mundial del 2008 no alteró sus inventarios y esto le costó su valor de la empresa y la eventual compra de parte de Fiat. Se debe recordar que en el año 2006 Chrysler había rechazado comprar a Fiat porque no la consideraba una empresa valiosa.

Con el ejemplo anterior se ilustra la importancia de los inventarios en las empresas por lo que se resaltan a continuación los problemas básicos de los inventarios y las posibles soluciones.

  • No contemplar la situación macroeconómica

Las empresas no son islas, son barcos navegando en un mar. Si la empresa no entiende como está el mar, seguirán tomando decisiones equivocadas. Es importante seguir los indicadores macroeconómicos como el índice de precios al consumidor (IPC), el índice mensual de actividad económica (IMAE), el tipo de cambio y el Producto Interno Bruto (PIB) los cuales nos dicen que está sucediendo en el bolsillo de las personas. Por ejemplo, si el IPC aumenta muestra que los precios de la canasta básica aumentan lo que conlleva a que las personas no puedan comprar lo que antes compraban y esto puede afectar a mi negocio porque no venderé mi inventario. Este es uno de los problemas de los inventarios, sigamos con los demás.

  • No calcular correctamente el inventario ideal

La primera medición para calcular el inventario ideal es saber la rotación de inventarios. La rotación de inventarios nos muestra la relación entre ventas y productos para que podamos vaciar las bodegas y no pagar el costo de un producto que está perdiendo su valor en el tiempo. El tener una noción del inventario promedio no es una garantía pero si llegase a fallar la cantidad se pueden realizar estrategias de venta para aumentar o disminuir la cantidad de producto mientras el margen sea poco.

  • Crear un negocio reactivo

Los inventarios no se deben realizar a través de un esfuerzo de reacción sino a través de una planeación clara basado en metas de venta, previsiones macroeconómicas y la estacionalidad. Uno de los mayores errores es hacer pedidos cuando se ha acabado el producto ya que no cumple con los costos y al final resulta ser más caro. Es importante siempre saber cuándo reaccionar y cuando no.

Los consejos anteriores pueden variar dependiendo de la industria pero la naturaleza de los consejos sigue siendo la misma: Prever antes de actuar.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.
Soluciones empresariales Bi-Credit

Temas: Control administrativo

Cómo optimizar el capital de trabajo

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel