Cómo ser un mejor líder

¿Quieres ser un mejor líder? Déjate convencer

Escrito por Bi-Credit | mayo 2016

Los líderes son fácilmente identificables. Si no los ubicas como tal, no lo son.

Cuando se piensa en alguien con liderazgo, se imagina en gente con mucha confianza en sí misma y de convicciones firmes.

Es alguien que no busca ser seguido y que tiene una cualidad muy importante: mente abierta.

Esto significa que está abierto a nuevas ideas, a otros esquemas mentales y a respetar las opiniones de los demás. La capacidad de persuadir es tan o más importante para él como la de ser persuadido.

En este mundo, los grandes líderes se están dando cuenta que estar abiertos a nuevas ideas abre los horizontes.

Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional ha sido cuestionada por conformar equipos o hacerse rodear de personas muy diferentes a ella. Esta es su respuesta:

“Busco un balance. Si quisiera solo a gente que pensara como yo, entonces me quedaba conmigo misma, pero lo que quiero es que otros me cuestionen, me aporten y me revelen otras ópticas, de eso se trata el dirigir, de saber encaminar varios esfuerzos en una sola dirección, no en contra de ellos”.

Alan Mulally puede presumir la etiqueta de “El hombre que salvó Ford”, pero él nunca lo va a reconocer. El hombre que salvó de la bancarrota a la firma automotriz y luego se fue a trabajar a Google es proclive a tomar decisiones luego de hablar con personas que piensan distinto a él.

A este ejecutivo le fastidia tener conversaciones donde todos le den la razón. “Siento que es como sonreírle al espejo, siempre tendremos la misma respuesta predecible”, advirtió durante un Foro para Líderes de Negocios realizado en Denver, Colorado.

Lagarde, Mulally y otros ejecutivos se han dado cuenta que la capacidad de considerar otras opiniones, por muy pequeñas que sean, fortalece su criterio.

Sumar puntos de vista también da para predecir el futuro. Es como estar parado en la cima de una montaña, donde vemos una gran parte del paisaje pero no podemos percibir la textura de la tierra allá abajo. Entre más información tengamos para tomar una decisión, menos posibilidades habrá de que tomemos una decisión equivocada.

Por supuesto que la persuasión no aplicará siempre, pues cuando el tiempo apremia no hay posibilidad de abrir un foro de debate. 

Sin embargo el estar dispuesto siempre a tomar a los otros en cuenta, preparará al líder para actuar en circunstancias adversas.

La experiencia y el conocimiento suman y no ocupan espacio. Si quieres que te respeten como líder en los negocios, no olvides esta premisa.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

Temas: Liderazgo

Cómo financiar tu negocio

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel