<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-5FQQTNT" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¿Deberíamos hablar con nuestros hijos sobre el sobrepeso y la obesidad?

Por: adminchlp

18 octubre 2016

Licda. Gabriela Tobías
Nutrición Clínica
Experta en Sobrepeso y Obesidad
UFM

Esta es una pregunta que siempre me hago cuando ustedes como papás, tíos, abuelos me visitan con sus peques porque los ven más "llenitos".

En realidad la respuesta es NO, no deberíamos ni de mencionarlo.
Recuerdan si alguna vez su madre o padre les mencionaron que estaban más llenitos o gorditos
¿Cómo se sintieron? Atacados, a la defensiva o realmente mal, porque en realidad no era su culpa.

Se ha visto que 10 de 10 padres e hijos refieren que el tema del sobrepeso y la obesidad, se
torna incómodo al mencionarlo. Significa que como padres (tíos, abuelitos, etc.) seamos malintencionados, POR SUPUESTO QUE NO !!!!!

PERO, comentarios relacionados con este tema, en vez de motivar a cambiar hacia un estilo de vida saludable, puede causar dolor.

Entonces.... ¿Cuál es la mejor manera de platicar con los peques sobre el tema del sobrepeso y la obesidad ?

Primero que todo, NUNCA mencionen las siguientes frases: "Estás muy gordito", "Estás llenito/a" "Te salió pancita", "Quisiera que estuvieras más delgado/a para que no sufras lo que yo sufrí en mi adolescencia", "Delgado/a te ves mejor", "No deberías de comer eso porque engorda".

Se ha visto en estudios, que este tipo de lenguaje se asocia a una mayor taza de obesidad en la adultez. Además también se identificó que cuando los padres motivan a sus hijos a cumplir con un régimen nutricional, estos niños se encuentran en mayor riesgo de desarrollar baja autoestima, consumo de comida por atracones u otro trastorno de alimentación y depresión.

Y entonces,  ¿Cómo los podemos motivar a estar saludables? Debemos enfocar el tema en salud, fuerza, crecimiento y hablar sobre como mejorará el estado de salud de toda la familia en vez de realizar comentarios individuales.

Pueden probar con frases como "Nuestra familia come de manera saludable para crecer fuertes y sanos", "Todos seremos fuertes como papi y mami", etc.

Y por último recalcar, los hábitos alimenticios se forman desde la infancia, traten de hacer comidas familiares, sentados a la mesa, sin distracciones. Se ha visto que esto tiene un efecto "protector" desde la infancia a la adultez para el desarrollo de sobrepeso y obesidad.

¿Quieres comer sano en familia? Nosotros podemos ayudarte, enseñándote a crear estilos de vida saludables para toda la familiar.