<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-5FQQTNT" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Cuidados, higiene y alimentación para un recién nacido!

Por: adminchlp

11 enero 2018

¿Acabas de dar a luz y quieres conocer el desarrollo de tu bebé?

¡Descubre cómo deben ser los cuidados, higiene y la alimentación del recién nacido!

LA HABITACIÓN:

Uno de los mayores temores entre los padres de recién nacidos es cómo debe dormir el bebé.

Sigue estas precauciones de seguridad con tu pequeño:

Luego de salir del hospital, al llegar a casa debes tener la habitación preparada (la cual es la misma de los padres) manteniendo una temperatura entre 24°C y 26°C permitiendo que el bebé se encuentre cómodo sin tener que abrigarlo demasiado.

Otro aspecto a tener en cuenta es el lugar donde duerme el bebé, el cual se recomienda que sea en un moisés o una cuna cerca de la cama de los padres, por los menos los primeros 4 a 6 meses, después tendrás que llevarlo a su propia habitación.

No se recomienda el hecho que el bebé duerma junto con los padres en la misma cama tanto para evitar accidentes así como un mejor descanso para padres y bebés. Recuerda que una de las recomendaciones para evitar la muerte súbita del recién nacido siempre acostarlo boca arriba al momento de ir a dormir por las noches.

No está de más mencionar que se debe tener una adecuada higiene y libre de mascotas la habitación. Otra característica importante es que durante el día mantenga una adecuada iluminación.

EL BAÑO:

¿Qué debemos saber sobre cómo bañar a nuestro bebé? ¡Toma nota!

El baño debe ser diario y con una duración no mayor de 15 minutos inicialmente debido que cumple con la función de higiene: Hidrata la piel, ayuda a la estimulación y relajación del bebé.

No existe una hora definida como la mejor para realizar el baño, pero por experiencia de muchos padres puede ser realizado en horas de la noche para que tenga un efecto relajante y ayude a dormir mejor al bebé.

La temperatura del agua aconsejable es 34°C  a 36°C, pero si no se dispone de un termómetro se puede calcular la temperatura con el codo y si es agradable lo será para tu bebé. Además como sugerencia durante el primer mes es darle un baño tipo de esponja y no sumergirlo en una bañera por el riesgo de contaminación con orina y/o heces.

Luego del baño se debe secar adecuadamente y podemos utilizar una crema hidratante debido que la piel de los bebés tiende a resecarse con mayor facilidad.

Usar siempre productos de baño e higiene que sean estrictamente para bebé.

LIMPIEZA DEL CORDÓN UMBILICAL

El cordón umbilical se caerá en la primera a semana y media de haber nacido.

Es importante que siempre mantengas lo más seco posible el área del cordón umbilical. Luego de bañar al bebé con agua y jabón, se recomienda  secar bien con un pañal de tela y puedes utilizar un hisopo con alcohol para desinfectar el cordón umbilical el cual estará momificado y de color negro. Se puede colocar una gasita limpia posterior a su higiene.

¡Nunca utilices talcos, crema u otra substancia para limpieza y protección del cordón umbilical!

CAMBIO DE PAÑAL

Cambiar pañales es todo un arte y solo se aprende con la práctica. Hacerlo una y otra vez te llevará a la perfección, pero no sin antes tener que pasar por algunos pañales colocados al revés, otros que pierden su contenido, y hasta alguna salpicadura accidental, si es que tienes un varoncito.

Presta atención a estas recomendaciones para cambiar el pañal de un recién nacido:

Lo más importante es mantener seco a tu bebé, por ende el cambio de pañal debe ser constante y cada vez que el bebé tenga pipí o popó.

Se puede utilizar una crema protectora como vaselina o pasta Lassar, una capa fina en el área perianal haciendo hincapié que el secreto para evitar irritaciones del área del pañal no está en la crema sino que en el cambio constante de pañal.

Para comodidad y protección de tu bebé recién nacido, en los primeros meses te recomendamos la limpieza al momento del cambio de pañal con algodón y agua tibia.  Recuerda no utilizar talcos, posterior a la limpieza del área del pañal, algunos tienden a resecar la piel de los bebés.

No olvides, siempre el lavado de manos previo y posterior al cambio de pañal.

ALIMENTACIÓN

Considerando lo mejor para tu bebé se debe promocionar, fomentar y apoyar la lactancia materna exclusiva durante los primeros  meses de vida. Recuerda  que la alimentación con leche materna no tiene horario y es cada vez que el bebé quiera comer debido a que su vaciamiento gástrico es más rápido, así mismo los bebés alimentados con leche materna tienen un reflejo que se llama gastro-cólico el cual ayuda a evacuar al bebé prácticamente cada vez que come.

Si la alimentación será mixta (Lactancia Materna – Fórmula), se puede crear un horario considerando que los primeros meses comen cada 2 a 3 horas, si hablamos de fórmula. Es importante seguir las indicaciones de tu pediatra al momento de egresar si por alguna razón te sugiere alguna fórmula especial (Prematuros, Alergia Proteína de la Leche, Reflujo gastroesofágico, Intolerante a la Lactosa).

Luego de 5 a 10 minutos de haber comido se puede proceder a sacar gases, con pequeños golpecitos en la espalda baja de tu bebé.

¡Es Importante que antes y después de preparar los biberones te laves las manos!

 

También puede interesarte:
Recomendaciones para el cuidado de tu bebé recién nacido