<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-5FQQTNT" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¿Qué tanto cuidas tu alimentación?

Por: adminchlp

11 octubre 2020

Debes ingerir en tu dieta una cantidad de calorías adecuadas para mantener un peso normal y no tener obesidad.

La obesidad

Se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa (tejido adiposo)  que puede ser perjudicial para la salud. Se acompañan de alteraciones metabólicas que predisponen a la presentación de trastornos que deterioran el estado de salud.

Indicadores

  • Circunferencia abdominal: hombres +90,cm mujeres + 80 cm
  • IMC: >25 kg/m2 sobrepeso - >30 kg/m2 obesidad
  • Glucosa, triglicéridos y colesterol elevados
  • Dificultad para respirar y cansancio al realizar ejercicio o caminar

Actualidad

En los últimos 40 años se ha observado un cambio considerable en el patrón alimentario, con un aumento en el consumo de alimentos altos en grasa y azucares refinados, con una disminución en el consumo de cereales, granos y leguminosas. En Guatemala,  la prevalencia de obesidad en adultos oscila entre 66% en mujeres y 51% en hombres. En el 2015, en adolescentes de 13 a 15 años la prevalencia fue de 37.8%, mientras que en niños de 7 a 11 años de edad de 40%.

 Lo cual conduce a un aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles como infarto cardiaco, hemorragia cerebral, diabetes, ciertos tipos de cáncer, entre otros. Que conlleva a tener efectos económicos importantes y subestimados en las familias, las comunidades y la sociedad en general. Por lo que la prevención mediante una dieta saludable y actividad física regular puede prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles más comunes.

Recomendaciones

Una alimentación saludable y equilibrada te ayudará a prevenir y controlar la obesidad y las complicaciones que se puedan presentar como consecuencia de la misma.

  • Incluir 5 porciones al día de frutas y verduras para una ingesta adecuada de fibra, reduciendo al mismo tiempo el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles como diabetes e hipertensión.
  • Reducir el consumo de grasa a menos del 30% de la ingesta calórica diaria, reemplazando grasas saturadas (por ejemplo, frituras, etc)  por poliinsaturadas (por ejemplo aceite vegetal de soya, canola, maíz, girasol.)
  •  Limitar el consumo de sal y condimentos ricos en sodio como también embutidos.
  • Limitar el consumo de bebidas o alimentos altos en azúcares simples, así como golosinas.
  • Se recomienda realizar actividad aeróbica de intensidad moderada al menos 150 minutos a la semana o una actividad aeróbica intensa de 75 minutos a la semana, o combinación de ambas durante la semana incluyendo por lo menos 2 días de actividad de fortalecimiento muscular.
  •  Disminuya el sedentarismo.

Esta información la comparten nuestras nutricionistas