<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-5FQQTNT" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Alimentos con vitamina D

Por: adminchlp

18 agosto 2017

Cuidado Personal, Nutrición

 

La vitamina D es una provitamina soluble en grasas que se diferencia de otras vitaminas ya que tu cuerpo puede sintetizar la mayoría a través de la exposición solar. La ingestión de alimentos que son ricos en vitamina D junto a la exposición de los rayos solares UV logran abastecer al cuerpo de las cantidades necesarias.

En el cuerpo, la vitamina D contribuye a la regulación del calcio en los huesos y al mantenimiento de los órganos, entre otras funciones. Por lo tanto su deficiencia puede ocasionar problemas de salud graves que son fácilmente evitables manteniendo una dieta balanceada.

Los síntomas de la deficiencia de vitamina D 

La deficiencia de la vitamina D puede deberse a una dieta no equilibrada o una falta de exposición al sol y puede generar problemas como orteoporosis, osteomalacia o hipocacemia en adultos y raquitismo en niños.

La osteoporosis y la osteomalacia se caracterizan por la fragilidad de los huesos, mientras que la hipocalcemia se manifiesta por una baja concentración de calcio en sangre. El raquitismo afecta el crecimiento en niños y niñas, observándose un crecimiento deficiente y deformado en los huesos y dientes.

Además, otros problemas que pueden derivar de una mal nutrición de vitamina D son la debilitación del sistema inmune, depresión temporal, enfermedades autoinmunes, huesos débiles (osteopenia), problemas en la piel tales o demencia.

En general, las personas más propensas a sufrir de deficiencia de vitamina D son aquellas que viven en regiones donde no hay demasiada exposición a la luz del sol, personas de piel más oscura o que utilizan medicación para bajar de peso.

Los alimentos más ricos en vitamina D

Las principales fuentes de vitamina D son la leche y los huevos. En particular, porque muchos alimentos lácteos se encuentran enriquecidos con esta vitamina para su mayor aprovechamiento.

En lo que refiere a las carnes, el pescado es una fuente importante de esta vitamina y una porción ya cubre con gran parte de las necesidades diarias. Los pescados más ricos en vitamina D son el salmón, el atún y la trucha. Los pescados enlatados también contienen una considerable concentración de vitamina D. Tanto la sardina y el atún enlatados son una opción barata para consumir esta vitamina.

El huevo también es una buena fuente de vitamina D, que se encuentra principalmente en la yema.

Otras opciones que no incluyen carne son los hongos. Al igual que el ser humano, los hongos también son capaces de producir vitamina D a partir de la exposición solar. Pero como algunos hongos son cultivados en la oscuridad, solo determinadas marcas de hongos comercializadas contienen una cantidad considerable de vitamina D.

Por último, los suplementos siempre son una buena opción como fuente de vitamina D. En particular para las personas que no consumen carnes ni lácteos y son ideales para aquellas personas que no pueden exponerse demasiado al sol.

No obstante, el consumo exagerado de vitamina D puede ser tóxico. Por lo que se recomienda no superar el límite de  600 unidades internacionales por día. Ante la duda, es preferible que consultes un médico antes de determinar una dosis de suplemento diario.

VITAMINA-D-1

¿Qué opinas de estos alimentos? ¿Te animas a incluirlos más seguido en tu dieta?

Fuente: http://www.vix.com