Regresar a www.bi.com.gt

8 consejos para mantener tu seguridad en el celular

Escrito por Banco Industrial

Estos consejos pueden aplicarse a teléfonos tradicionales e inteligentes. Las amenazas de seguridad siempre estarán latentes, pero haciendo conciencia con nosotros mismos y con la gente que nos rodea, se puede reducir enormemente la cantidad de información que pueda comprometerse.

  1. Realiza una copia de seguridad de los datos del dispositivo.
  • Realiza una copia a la tarjeta de expansión o mediante el software de sincronización del fabricante. La sincronización hace copias de seguridad periódicas con los datos y ajustes en aplicaciones, mensajes, diccionarios del teclado, entre otras configuraciones.
  • La nube es otra alternativa que puede respaldar en Internet fotos o archivos conforme se generan, éstos pueden ser aplicaciones en línea que guardan datos, agendas y contactos.
  1. Activa las conexiones por Bluetooth, infrarrojos y WiFi solo cuando vayas a utilizarlas.
  • Al conectarse a redes WiFi públicas o inseguras, se puede interceptar con relativa facilidad la información que viaja desde nuestro teléfono.
  • El bluejacking (la recepción de mensajes o archivos indeseados): cualquier persona que vea nuestro dispositivo con los puertos Bluetooth o infrarrojo habilitados puede iniciar conversaciones aparentemente inocentes, hasta emplear ingeniería social para cometer posteriormente un robo.
  1. Asegúrate de que la información transmitida o recibida esté libre de malware.
  • Instala un paquete antivirus y utiliza los antivirus de tus aplicaciones en línea para comprobar los archivos que se transmiten.
  • Cuida los archivos que se instalan o se usen en el teléfono.
  • Un análisis del antivirus nunca está de más cuando se reciben archivos de otras personas.
  1. Descarga aplicaciones solo de sitios de confianza.
  • Instala una aplicación cuando se corrobore la confiabilidad de su procedencia y se esté seguro de que se utilizará.
  • Es ideal que descargues las aplicaciones de la tienda del fabricante de tu equipo o del sistema operativo de éste.
  • Infórmate, existen sitios (como foros y blogs) que hablan sobre aplicaciones móviles.
  • No descargues aplicaciones crackeadas (liberadas del mecanismo que comprueba si fueron adquiridas legalmente) como software defectuoso o programas espía.
  • Nunca abras enlaces a través de mensajes SMS/MMS no solicitados que impliquen la descarga de contenidos en el equipo.
  1. Cierra todas las sesiones iniciadas al terminar de usarlas.
  • Una persona que utiliza tu teléfono después de ti, tiene la facilidad de acceder a las páginas que hayas visitado y a la información personal que dejes abierta.
  • Emplea contraseñas seguras y nunca las facilites a terceros.
  1. Mantén el software del dispositivo siempre actualizado.
  • Las actualizaciones menores van enfocadas a resolver fallos y mejorar la seguridad, por lo tanto siempre es buena idea instalarlas.
  • Las actualizaciones mayores suponen modificaciones relevantes en el software, las cuales pueden requerir mejores prestaciones de hardware, es importante verificar en las notas de actualización que el equipo mantendrá su rendimiento después de incorporar nuevas funciones y utilidades.
  • Las actualizaciones homebrew son provechosas de momento, pero puede representar un hueco de seguridad a futuro o vacío al agregar nuevas aplicaciones.
  1. Instala una aplicación de borrado de datos remoto.

Según el paquete que se instale, puedes:

  • Localizar el móvil incluso si el GPS está desactivado, producir fuertes alarmas (aunque el equipo esté en modo silencioso),
  • Obtener una copia de seguridad.
  • Bloquear el dispositivo al conectarse desde cualquier navegador web después de cualquier incidente.
  1. Cuida a quién le prestas tu celular.

Prestar tu teléfono celular, aunque sea por unos instantes, puede significar el robo de tu información, un secuestro virtual o la pérdida de tu teléfono.

La protección de nuestros datos debe ser una acción constante, que con el tiempo se vuelve algo natural y cotidiano.

 

 

¡Queremos escucharte!