Regresar a www.bi.com.gt

Administra tus decisiones, no tu tiempo

ADMINISTRA TUS DECISIONES BANCO INDUSTRIAL
Escrito por Banco Industrial

¿Sientes que al día le faltan horas? Esta táctica te permitirá trabajar mejor enfocándote en tus acciones y no en el reloj.

Si batallas con la administración de tu tiempo, estás operando con un paradigma de ‘palabra’ incorrecto. “El tiempo sigue pasando y no puedes controlarlo”. “Sólo puedes administrar tus decisiones y su relación con el tiempo”.  

Debes motivarte y pensar en la forma que organizas tu día y considerar un sistema de administración de decisiones y no de tiempo. Hacer este proceso exitosamente involucra una serie de acciones, las cuales son flexibles dependiendo de qué funciona mejor para ti.

Te compartimos cinco pasos que te ayudarán a ser más productivo gracias a la administración de decisiones: 

  1. Obtén información de un solo lugar.

El primer paso para administrar tus decisiones es capturar la información que bombardea tu día, como los emails, las reuniones y los mensajes de texto. Es demasiado común que los emprendedores intenten guardar muchas cosas en sus cabezas, lo que sólo provoca estrés.

Limítate a una o dos herramientas para guardar información, como una bandeja de entrada (física o virtual), un programa como Evernote o sencillamente un papel y un lapicero. “La clave es encontrar herramientas que disfrutes usar”.

  1. Comprométete a lo que puedes conseguir y elimina el resto.

Una vez que captures toda la información que recibes, haz algo con ella. Esta fase se refiere a cuando tomas una decisión basándote en las cosas que has guardado; decide si quieres tomar acción ahora, archivarla o descartarla. Para los asuntos que requieren acción, muestra tu compromiso con ellos escribiéndolos en tu calendario o lista de pendientes. 

“Esto se puede hacer diariamente o semanalmente, dependiendo de las necesidades de tu negocios”, pero es importante no dejar que la información se acumule.

Suscríbete

  1. Establece un sistema de pistas para recordarte actuar.

Tu como emprendedor capturas información y te comprometes a ella, pero después puedes estar demasiado ocupado con algo más y la ignoras. Es importante fijar un sistema de pistas que sirva como recordatorio. Puedes poner una alarma en tu teléfono o calendario, escribir una lista de pendientes, usar post-its y ubicarlos en espacios visibles o crear un archivo en tu computadora que revises semanalmente. 

“Crea un sistema para lo que sea que tu cerebro responda a, pero ten cuidado con el factor novedad”.

  1. Completa la tarea.

Te has comprometido y recordado hacer una tarea, ahora es tiempo de actuar. Las personas completan tareas por una de tres razones principales: es urgente, estás internamente motivado debido a una sensación de satisfacción cuando la haces; o estás motivado por alguien externo, como un cliente. Las tareas urgentes y motivadas internamente tienden a realizarse porque las razones para completarlas son evidentes y fuertes. Para las tareas que se posponen podrías necesitar motivación externa.  

Puedes tener un socio responsable. Al principio de la semana, comparte con él o ella tus tareas y fechas límite. Después revísenlas periódicamente para reportar tu progreso. Si aún no completas la tarea, considera si debes o no eliminarla. 

  1. Corrige cualquier falla en tu sistema.

Establece un momento, una vez al mes para revisar tus herramientas y sistemas y evaluar tus decisiones. Si uno de los componentes del sistema no está funcionando, busca otra herramienta. Puedes estar preguntándote, ‘¿cómo puedo hacer esto más rápido y fácil?’”. No temas tratar algo nuevo hasta que encuentres lo que funcione al cien para tu cerebro y estilo.

 

 

¡Queremos escucharte!