Regresar a www.bi.com.gt

Recomendaciones de seguridad para tus hijos

Escrito por Banco Industrial

Cuenta Chica Banco Industrial

La mayoría de los niños llevan vidas saludables. Las sillas de seguridad para automóviles, las cunas seguras y los coches para niños ayudan a proteger a tu hijo. Sin embargo, los padres y los cuidadores deben ser más cuidadosos y cautelosos. A continuación explicamos ciertos peligros que pueden estar expuestos los niños y estos pueden ayudarte a entender por qué y cómo pueden permanecer a salvo.

Intoxicación. Enséñale a tu hijo acerca de los tóxicos o venenos que pueden estar en la casa o afuera de ésta en el patio. Tu hijo debe saber respecto a no comer hojas de plantas desconocidas. Casi cualquier sustancia, cuando se consume en grandes cantidades, puede ser dañina o tóxica. Sólo compra juguetes que digan no tóxicos en la etiqueta.

En la casa:

  • Mantén los líquidos de limpieza, venenos contra insectos y otros químicos fuera del alcance de los niños. No guardes sustancias tóxicas en recipientes impropios o sin marcar (como recipientes de alimentos). Mantén estas cosas bajo llave de ser posible.
  • No utilices pesticidas en las plantas de ser posible.
  • Compra medicamentos con tapas a prueba de niños. Guarda todos los medicamentos fuera del alcance de ellos.
  • Mantén los cosméticos y esmalte de uñas fuera de su alcance.
  • Coloca picaportes de seguridad en armarios que un niño no deba abrir.

Prevenir caídas.

  • Mantén siempre una mano sobre el bebé que esté acostado en una mesa para cambiarlo.
  • Coloca puertas en la parte superior y al pie de cada escalera. Las puertas atornilladas a la pared son las mejores. Sigue las instrucciones de seguridad del fabricante.
  • Enséñale a tu hijo cómo subir las escaleras. Cuando estén listos para bajar, muéstrales cómo bajar los peldaños hacia atrás sobre sus manos y rodillas.
  • Muéstrales a los niños que ya caminan cómo bajar escalones un paso a la vez, aferrándose a la mano de alguien, a una baranda o a la pared.

Ahogamiento.

  • Mantén los juguetes con partes pequeñas fuera del alcance de los bebés y los niños pequeños. Esto abarca peluches de animales con botones.
  • No permitas que los niños pequeños jueguen con monedas o se las pongan dentro de la boca.
  • Ten cuidado con respecto a los juguetes que se puedan romper fácilmente en pedazos más pequeños.
  • No le des palomitas de maíz, uvas ni nueces a los bebés.
  • Vigila a los niños cuando coman y no permitas que gateen o que caminen de un lado para otro cuando estén comiendo.

Las cuerdas de las ventanas también son un peligro para ahogarse o estrangularse. De ser posible, evita cortinas en las ventanas que tengan cuerdas que cuelguen hacia abajo.
Si hay cuerdas:

  • Verifica que las cunas, las camas y los muebles donde los niños duermen, juegan o gatean estén lejos de cualquier ventana con cuerdas.
  • Ata las cuerdas en la parte de arriba de manera que estén fuera del alcance de los niños, pero nunca ates dos cuerdas juntas de manera que formen un lazo o vuelta.

Asfixia.

  • Mantén las bolsas plásticas y otros elementos que puedan causar asfixia lejos de los niños y fuera de su alcance.
  • No coloques mantas extras ni peluches en una cuna con un bebé.
  • Coloca al bebé boca arriba para dormir.

Quemaduras.

  • Verifica que los mangos de las ollas y sartenes estén volteados lejos del borde de la estufa.
  • No cocines mientras estás cargando a tu hijo. Esto incluye cocinar en la estufa, el horno o el microondas.
  • Colócale cubiertas a prueba de niños a las perillas de la estufa. O retira las perillas de la estufa cuando no estés cocinando.
  • Cuando estés cocinando con niños mayores, no les permitas manipular ollas y sartenes calientes o vajilla.
  • Al calentar un biberón, prueba siempre la temperatura del líquido para evitar que se queme la boca del bebé.
  • Mantén las tazas de líquidos calientes fuera del alcance de los niños pequeños.
  • Después de planchar, deja que la plancha se enfríe en un lugar seguro lejos de los niños pequeños.
  • Configura la temperatura del calentador de agua a 120° F (48.8° C). Prueba siempre la temperatura del agua antes de que tu hijo se bañe.
  • Mantén los fósforos y encendedores bajo llave. Cuando los niños tengan la edad suficiente, enséñales a utilizarlos de forma segura.

 

Seguridad al estar afuera. Inspecciona el equipo del patio de recreo en busca de signos de deterioro, debilidad y daño. Vigila a tu hijo mientras esté jugando en el patio.

  • Enséñales a los niños qué hacer si se les acercan personas extrañas.
  • Enséñales a temprana edad que nadie debe tocarles áreas privadas de su cuerpo.
  • Verifica que los niños sepan la dirección y los números telefónicos lo más pronto posible y enséñales a llamar al número local de emergencias cuando haya algún problema.
  • Enséñale a tu hijo a detenerse, mirar en ambas direcciones y escuchar el tráfico que se aproxima.
  • Enséñale a tu hijo a estar atento a los automóviles en las entradas de vehículos y en los estacionamientos. Los conductores que retroceden no pueden ver a los niños pequeños. La mayoría de los vehículos no tienen cámaras montadas en la parte trasera.
  • Nunca descuides a tu hijo cerca de las calles o el tráfico.
  • Nunca utilices una podadora eléctrica cuando un niño esté en el patio. Las ramitas, piedras y otros objetos pueden ser lanzados a alta velocidad y lesionar al niño.
  • Mantén a los niños lejos de asadores calientes, los fósforos, encendedores y combustible de carbón de leña bajo llave. No vacíes las cenizas del carbón de leña hasta que estés seguro de que están frías.
  • Coloca cubiertas a prueba de niños en las perillas del asador. O retire las perillas cuando el asador no esté en uso.
  • Sigue las instrucciones del fabricante respecto a la seguridad al usar y guardar un cilindro de gas propano para los asadores al aire libre.

Fuente

Categorías: Banco Industrial, Vida

¡Queremos escucharte!