Regresar a www.bi.com.gt

Núcleo familiar para pedir un crédito hipotecario

Núcleo familiar para pedir un crédito hipotecario.jpg
Escrito por Sub Gerencia de Atención al Público

“Todos para uno y uno para todos” popularizado por Alejandro Dumas en “Los Tres Mosqueteros” o la recordada “De ustedes depende, o aprendemos a pelear como equipo, o perdemos como individuos” del libreto de “Any Given Sunday”, son frases que llaman al trabajo en equipo y a la unidad. Esto se puede aplicar fácilmente a los créditos hipotecarios, ya que si un reto de tal envergadura se adquiere con el núcleo familiar, el sueño de una casa nueva, estará cada vez más cerca.

Como la mayoría de retos en la vida, cuando se cuenta con ayuda, se facilitan, la compra de un inmueble es exactamente lo mismo. Imagina que la responsabilidad que regularmente cae sobre uno o dos miembros, se pueda repartir entre 3 o 4, obviamente el resultado será positivo.

Definir roles:

Para encarar el pago de un crédito hipotecario con el núcleo familiar es importante poder definir la cantidad que cada uno de los miembros puede aportar a la compra de la casa. Como en cualquier presupuesto, se deben tomar en cuenta la cantidad de gastos en ingresos que tiene cada miembro de la familia, para que todo sea equitativo y no se perjudique a nadie.

Enganche a la mano:

Al contar desde la planificación con un equipo que aportará diferentes cantidades para el ahorro, alcanzar el 20 o 30% de enganche solicitado por los bancos para optar por un crédito hipotecario, será mucho más fácil y rápido.

Protagonista del proyecto:

Al poder aportar para materializar una meta, cada uno de los miembros, no importa si es el padre, madre o hijos solteros, consiguen un sentido de pertenencia. Esto favorece al compromiso que adquieren, no solo con el pago, sino también a cuidar el inmueble, ya que como dirían las abuelitas, todos sabrán “cuánto cuesta hacer las cosas”.

¡Cuidado con los planes!

A pesar que es muy difícil que esto se pueda calcular con exactitud, se debe tener claro que todos los involucrados puedan mantener las cuotas al día, al menos por un par de años. Para esto influyen factores externos como el estado civil de los hijos (de preferencia deben ser solteros), que sus planes sean quedarse a vivir con sus padres al menos por dos años luego de adquirir la deuda, que ninguno de los miembros del núcleo familiar tenga pensado adquirir otra deuda grande a corto plazo.

Así que no lo pienses más, si tu núcleo familiar cumple con estas características, tu casa nueva puede estar cada vez más cerca. Si no sabes en dónde solicitar las mejores opciones de créditos hipotecarios, acá te podemos ayudar.

 

guia-de-autoevaluacion-para-la-primera-compra-de-mi-casa-banco-industrial

Categorías: Préstamos

¡Queremos escucharte!