Regresar a www.bi.com.gt

3 recomendaciones para tomar control de tus finanzas

7_MARZO_3_RECOMENDACIONES_PARA_TOMAR_CONTROL_DE_TUS_FINANZAS.jpg
Escrito por Bi-Fácil

El control del dinero comienza desde que tus padres te dan una moneda para hacer compras en la tienda de dulces. Ahí empiezas a ser un administrador, pero quizás no te enteraste sino hasta muchos años después. 


Si estás visitando este blog porque por años te has preguntado “Cómo mejorar mis finanzas”, vas por el lugar correcto.

Hemos pensado que la cultura de administración económica se aprende en una Universidad de grandes puertas y jardines con una biblioteca del tamaño de un centro comercial, pero nada más falso. La cultura financiera se desarrolla en casa desde temprana edad.

Hay personas que comienzan a tener conciencia de este tema hasta que están hundidos en compromisos y es entonces cuando empiezan a buscar la forma de cómo salir de deudas.

Para que no te pase esto, resumimos en tres pasos cómo puedes tomar control de tus finanzas desde ya.

1. Haz un presupuesto

Lo primero que tienes que tener muy claro es cuánto dinero recibes y en qué lo gastas. Registra todas las compras o pagos que haces sin importar el tamaño, no se trata de juzgarte, sino de identificar los números que podrían estar dañando todo el presupuesto como ese café matutino o esa cajetilla de cigarros al día.

No te la compliques demasiado y usa esta simple fórmula: 50% para gastos básicos como alimentación, vestido y casa; 20% para ahorrar; y 30% para deseos, diversión o lujos.

2. Sal de las deudas

Si ya sabes a dónde va tu dinero, entonces habrás detectado que una buena parte se disuelve en las deudas. Desde la hipoteca, hasta lo que le debes a la señora que vende ropa y accesorios en la oficina. Los números rojos son pesados no sólo por su color, sino por los intereses que generan.

Considera la consolidación de deuda como un paso definitivo para abandonar los créditos. Esto consiste en obtener un gran crédito con una tasa y plazo más blandos para pagar todas las deudas que tienes y sólo quedarte con una.

3. Ahorra

Si cambias el concepto “ahorro” por “inversión” tendrás otra motivación para guardar el dinero. El ahorro no es sólo depositar lo que nos sobre en una cuenta, sino hacer un propósito como comprar una casa, irnos de vacaciones o tener un fondo de emergencias.

Considerarlo dentro de un presupuesto fortalece estos objetivos que pueden ser del tamaño y duración que tú quieras.

El mundo de los negocios tiene una gran variedad de números, indicadores e índices para medir el éxito de una empresa y lo mismo aplica para tus finanzas personales. Si tienes un presupuesto y un ahorro ya tienes una buena parte ganada. 

Con préstamos Bi-Fácil, de Banco Industrial, cuentas con las mejores opciones para financiar tus proyectos: desde consolidar deudas, estudiar una maestría, emprender un negocio propio o realizar el viaje de tus sueños, Bi-Fácil hace que tus metas sean posibles hoy. Haz clic aquí para solicitar tu préstamo Bi-Fácil y no dejes que el dinero sea un impedimento para alcanzar tus metas.

New Call-to-action

Categorías: Tus Metas

¡Queremos escucharte!