Regresar a www.bi.com.gt

Planifica tus ahorros incluyéndolos en tu presupuesto

2_MARZO_PLANIFICA_TUS_AHORROS_INCLUYENDOLOS_EN_TU_PRESUPUESTO.jpg
Escrito por Financiera Industrial

Los ahorros no se hacen solos, requieren de voluntad, disciplina y esfuerzo. 

Un estudio de la Escuela de Negocios de Harvard señala que siete de cada diez nuevas empresas fundadas entre 2000 y 2010 fueron hechas con un capital de ahorro, de las cuales tuvieron mayor índice de supervivencia que las creadas a partir de un crédito de pyme.

Y no es negativo recurrir a apoyos, al contrario, cada vez es más común. Lo cierto es que es necesario que la empresa tenga sus propios cimientos.

El ahorro es necesario en varios aspectos. A futuro, nos garantiza una pensión para vivir de manera tranquila la última etapa de la vida. A mediano plazo da solidez para adquirir o suministrar un bien mayor, mientras que a corto plazo resuelve contingencias y da liquidez en efectivo.

Un análisis de la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito de Guatemala señala que sólo tres de cada diez personas ahorran por hábito, de las cuales apenas el 15% guarda más de una décima parte de lo que gana.

Es decir, muy pocos tienen el hábito y los que lo tienen son contados los que apartan una suma considerable.

Independiente a esta cifra están aquellos que cuentan con un plan de jubilación, que si bien es un ahorro, muchas veces se hace de manera automática y obligatoria a través de su esquema laboral.

Un plan de ahorro exitoso demanda motivación pero también organización.

Por eso aquí te compartimos algunos consejos que van a facilitar el proceso de cómo ahorrar.

Ten un objetivo: Si no tienes claro para qué estás juntando dinero, difícilmente tendrás una motivación. Cualquiera que sea, una meta te traza un camino hacia donde ir.

Haz un balance: Conoce cuáles son tus ingresos y egresos mensuales. Así podrás definir cuánto tienes disponible para guardar o en su defecto hacer ajustes para este rubro.

Sé disciplinado: El compromiso no sólo es contigo mismo, sino con un proyecto en el que podría estar involucrada más gente. Así que practica la disciplina como hábito financiero.

Discrimina gastos: Sé consciente acerca de los gastos que son necesarios y básicos y cuáles son por capricho o antojo. Eso te ayudará a priorizar.

Haz un monitoreo constante: Revisa periódicamente cómo va el plan de ahorros: ¿Se está cumpliendo? ¿Hay que hacer ajustes? Lo que sea que tengas que hacer, hazlo cuanto antes. 

Haz un presupuesto: Dentro de tus egresos, apuesta por respetar un porcentaje de manera permanente para ahorro. Ponlo como si se tratara de un pago y cuando menos pienses, lo tendrás como hábito.

Con estos tips ahora tienes más herramientas para consolidar de una vez por todas esa cuenta bancaria que has tenido en ceros por años. 

New Call-to-action

Categorías: Tus Finanzas

¡Queremos escucharte!