Tarjeta de crédito empresarial para financiar

¿Necesitas una tarjeta empresarial para financiar tu negocio?

Escrito por Juan José López | abril 2016

Una tarjeta de crédito empresarial (TCE) es la solución ideal para financiar tu negocio ya que, por un lado, solo usarás tus fondos para pagarla en el momento justo y mediante una buena cultura de gestión evites caer en mora y pagar intereses. Así, cumplirás con las obligaciones de pago para tener liquidez en el siguiente periodo que otorga este recurso. En pocas palabras, es un ejercicio con ritmo y orden.

Cuando se administra un negocio, los aspectos primordiales los determinan la disponibilidad y liquidez suficiente, un tiempo de crédito que evite el pago de intereses y caer en endeudamiento. 

Te sugerimos leer: 3 beneficios que te da una tarjeta de crédito empresarial

Por otro lado, hay empresas de sociedad anónima que tampoco las usan porque sus juntas de accionistas no las autorizan debido a políticas internas, lo cual, en ambos casos, las lleva a perder los beneficios que brinda una tarjeta de este tipo, como factores de seguridad alrededor de las transacciones.

Contrario a esos temores y a los lineamientos internos, una tarjeta empresarial te ayudará a financiar tu negocio para que las compras o adquisiciones de productos, por ejemplo, en el extranjero, o el pago de facturas a proveedores, no implique un desembolso de fondos propios y recibas un plazo determinado para reintegrarlos.

El manejo de una tarjeta de crédito empresarial, por otro lado, conduce a los negocios a una cultura de administración ordenada de las finanzas porque implica un alto grado de responsabilidad para cumplir con los compromisos adquiridos con la entidad financiera.

Con el tiempo, dicha cultura se traduce en la construcción de un buen record crediticio que, frente a los proveedores, permite cosechar buenas referencias con otras empresas al momento de establecer una nueva relación comercial.

Incluso en el círculo financiero del país, genera un registro y cuando lo requieras te facilitará, por ejemplo, el acceso a un leasing, el cual podrás sustentar con estados de cuenta bancarios y los movimientos financieros que hayas efectuado. Esto pesa mucho al momento de un análisis crediticio.

Cuando mantienes una buena salud financiera, mediante el buen manejo de una tarjeta de crédito empresarial, te conviertes en un candidato potencial para acceder a los distintos instrumentos de un banco, como los recursos hipotecarios o las cartas de crédito.

Así que si deseas tener mayor liquidez, independientemente de los destinos que vayas a darle para financiar tu negocio, ya sabes que existe un recurso financiero: la TCE, que te permitirá pagar en un lapso de tiempo adecuado sin caer en deudas innecesarias.

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

 Soluciones empresariales bi-credit

Temas: Artículos destacados

haz una cita con uno de nuestros asesores

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel