Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

EDUCACIÓN FINANCIERA • Financiera Industrial

Compartir:

Invierte y crece con un crédito para tu negocio


Cuando hablamos de capital de trabajo nos referimos a los recursos que necesita una empresa a corto plazo para continuar con sus operaciones. Su correcta administración es un factor clave para su crecimiento y así obtener una mayor rentabilidad. 

Si necesitas capital para potenciar tu negocio, quédate a leer, ya que te explicaremos por qué el financiamiento es una excelente opción y por qué es indispensable elegir correctamente la garantía de pago al momento de solicitar un crédito empresarial.

 

El capital de trabajo para multiplicar ganancias

 

El capital de trabajo está relacionado a la capacidad que tiene la empresa para continuar con sus operaciones y así aumentar las ganancias. Esto quiere decir que el efectivo que la empresa genere a través de la venta de sus productos o servicios servirá para volver a invertirlo en el negocio y que siga trabajando para ti.

 

Recuerda que una correcta administración financiera implica también que la empresa tenga la capacidad de generar ese efectivo, pero con la menor cantidad de recursos. Esto es clave para continuar con operaciones, obtener un retorno de inversión y pagar deudas. 

 

Si en tu empresa existe una eficiente generación de recursos podrás tener solvencia y liquidez para asumir compromisos, proyectar inversiones y hacerla crecer.

 

El crédito como una fuente de capital

 

El financiamiento a través de una entidad bancaria es una herramienta para obtener capital de trabajo, ya que te permite adquirir la cantidad que necesitas y seleccionar el plazo que más te convenga para no comprometer las finanzas de tu empresa. 

 

Un crédito te brindará la oportunidad de adquirir equipo tecnológico innovador, contratar más personal, optimizar procesos, entre otros, para optimizar tus operaciones.

 

Ya teniendo claro los conceptos y su relación, compartimos contigo algunos consejos clave para obtener un crédito para capital de trabajo:

  • Administra bien tu capital de trabajo: al tomar decisiones debes considerar dos variables importantes: el riesgo y el rendimiento. Esto será un buen indicador al momento de hacer una solicitud.

 

 

  • Opta por el crédito más conveniente: tendrás que elegir el tipo de crédito de acuerdo a la garantía. Algunas de las opciones son los créditos autoliquidables, es decir, si tienes un ahorro, puedes utilizarlo como respaldo de tu compromiso de pago.

    Otra alternativa es el crédito fiduciario, en el cual el representante legal o los socios actúan como fiador y la garantía es el pago del fiador o fiadores. 

  • Proyecta un flujo de caja: previo a la solicitud es necesario trabajar en una proyección para determinar el objetivo de la inversión y plantear distintos escenarios de pago para evitar deudas.

    Esto te ayudará a demostrar cómo será administrado el capital y la manera en que estás contemplando saldar las cuotas a futuro. 

 

En conclusión, podemos decir que un crédito para capital de trabajo puede ser una excelente manera de invertir en tu negocio, ya que estás obteniendo los recursos que necesitas para ser más productivo.

 

¿Quieres potenciar tu empresa con un crédito?

 

En Financiera Industrial puedes obtener el financiamiento que necesitas para hacer crecer tu empresa poniendo como garantía tu inversión. Recuerda que para hacerlo posible tu plan de inversión debe estar vigente. Si buscas una manera eficiente de generar capital de trabajo, haz clic y conoce los planes que tenemos para ti.

 

New call-to-action






EDUCACIÓN FINANCIERA • Financiera Industrial

Compartir:

Artículos relacionados