Regresar a www.bi.com.gt

Nuestro carácter es la fuente de nuestra grandeza primaria

Nuestro carácter es la fuente de nuestra grandeza primaria
Escrito por Banco Industrial

Muchos de los problemas que vemos en el mundo son consecuencia de una crisis de principios, de una erosión interna de nuestras bases fundacionales.  Nos hemos alejado de los valores y principios fundamentales y hemos descuidado a nivel individual el fortalecimiento de nuestro carácter, de nuestra esencia como seres humanos, de nuestro ser.

En esta lectura entenderemos carácter como una cualidad donde las personas eligen a tener los principios en su centro, en su ser. Las personas con carácter están centradas en principios y sus decisiones y dirección de vida, tienen como norte el honrar estos principios.

Stephen Covey en la siguiente frase dice:

El carácter lo que nosotros SOMOS, al final es mucho más importante que nuestra competencia – lo que nosotros HACEMOS".

Si esta parte fundacional está pobre, resquebrajada, débil, - porque en el día a día constantemente violamos estos principios y no vivimos de acuerdo con ellos, todo lo que hagamos al nivel del hacer y del tener o los resultados que queramos lograr, estará afectada por ella.

Por ejemplo, si la sinceridad es un principio que buscamos honrar, pero decimos mentiras y hacemos compromisos que no cumplimos, debilitamos nuestro principio de la sinceridad y por ende nuestro carácter.

Stephen Covey en todas sus investigaciones llegó a la conclusión que la humildad y el coraje o valentía son las fuentes de toda virtud.

Él propone que la humildad es la madre de todas las virtudes porque la humildad, nos ayuda a centrarnos en nuestros principios, reconoce la necesidad de desarrollar el carácter y además nos ayuda a ser considerados con otros.

En cambio, denomina al coraje o valentía como el padre de todas las virtudes. El coraje es clave para el desarrollo de la disciplina un principio que nos permite auto-regularnos y autocontrolarnos.

Suscríbete

Juntos, el coraje y la humildad/consideración nos ayudan a integrarnos totalmente en nuestra esencia como seres humanos, en nuestro ser.  Los psicólogos e investigadores de la esencia humana nos sugieren sin embargo que este es un proceso que toma tiempo.

Por esta razón el fortalecimiento del carácter requiere paciencia y persistencia.  Las personas que empiezan poco a poco y de manera continuada fortalecen e impulsan sus valores o principios diariamente, aumentarán su influencia gradualmente hasta que se convierten en modelos de personas centrados en principios y de “buen carácter”. Eventualmente se convertirán en mentores y maestros para otros. Ellos serán agentes de cambio que están habilitados para romper ciclos de conductas negativas en sus familias, organizaciones y comunidades.

En cambio, en ambientes organizacionales, de familias, comunidades etc. donde se alimenta el desconocimiento o violación de estos principios, la cultura se deteriorará, los conflictos aumentarán, las mentes brillantes y todo el talento humano se irán y los resultados caerán.

Por esto, en el último análisis es el carácter, el cuerpo de principios y valores, de las culturas de las organizaciones, familias, comunidades y países, lo que cuenta y lo que tiene mayor importancia. Aun así, permitimos que las fuerzas destructoras de la cultura tomen fuerza y desplacen los principios originales de sus fundadores, erosionando así su grandeza primaria.

Cuando esto ocurre, se inicia el descenso de estas organizaciones, equipos, comunidades y hasta de países enteros. Hemos visto países muy prósperos y exitosos que se han alejado de sus principios, sus valores, de la constitución y su misión y los hemos visto deteriorarse progresivamente y profundamente.  

FranklinCovey: Firma global de consultoría y capacitación en ejecución estratégica, liderazgo, confianza, productividad, lealtad del cliente y desempeño en ventas.
Facebook: FranklinCovey Guatemala
Teléfonos: 2361-4503/2219-2503

¡Queremos escucharte!