Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

Artículos de interés • Crediauto

Compartir:

Educación vial: Cambiar de un carro grande a uno compacto, y viceversa


Al cambiar de vehículo, existen desafíos únicos que cada conductor debe superar para mantener la seguridad y la eficiencia en la carretera. Aquí te brindamos algunos consejos esenciales para hacer una transición sin contratiempos, ya sea de un carro grande a uno compacto, o viceversa.

 

Maximiza tu visibilidad

Lo primero es acostumbrarte a la nueva perspectiva. En vehículos grandes, los puntos ciegos son más extensos, lo que disminuye tu visibilidad, pero no te preocupes, solo ajusta los espejos y conócelos bien. Por otro lado, en autos pequeños la visibilidad es mejor, sin embargo, también tienen puntos ciegos, así que no los olvides. 



Lee también: Modelos de carros SUV: de tamaño completo vs compactos

 

Practica la maniobrabilidad

Los vehículos más grandes requieren más espacio para maniobrar y los giros cerrados pueden ser un desafío mientras que los pequeños, aunque son más ágiles, tienden a ser menos estables en general. Por eso, te recomendamos que practiques en un estacionamiento vacío antes de lanzarte a la carretera.

 

Nueva llamada a la acción

 

Apóyate en los sistemas de ayuda de estacionamiento

Los sistemas, como los sensores de estacionamiento y las cámaras de retroceso, son herramientas valiosas cuando cambias de vehículo. No solo te ayudan a estacionar correctamente, también te permiten acostumbrarte al tamaño de tu nuevo carro. Aunque su utilidad suele relacionarse más con carros grandes, también serán buenos aliados con uno pequeño. 

 

Asegura tu comodidad

La comodidad al conducir es importante para tu seguridad y esta se refiere a que tengas el espacio suficiente para moverte al estar tras el volante. Si ya estabas acostumbrado a las dimensiones de un auto, ya sea grande o pequeño, puede resultar complicado este cambio. Asegúrate de ajustar el asiento y los controles antes de iniciar la marcha.



Lee también: Convierte un microbús en una oportunidad de empresa



Cambiar de un carro grande a uno compacto, o viceversa, requiere adaptación y práctica. Sé paciente porque puede parecer complicado, pero con estos sencillos consejos podrás acostumbrarte en poco tiempo. 



¿Estás listo para hacer el cambio? Entonces hazlo con Crediauto en Línea de Banco Industrial. Solo haz clic en la imagen de abajo y con gusto te asesoramos en el proceso de encontrar tu auto ideal, sea grande o compacto. 




New call-to-action


Artículos de interés • Crediauto

Compartir:

Artículos relacionados