Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

productos y servicios • Bi-Fácil

Compartir:

El semáforo de tu situación financiera


La actitud y la relación que tengamos con nuestra economía es importante, ya que define nuestra calidad de vida a futuro. Por ello es indispensable aprender a cómo gestionar las finanzas personales para nuestro beneficio.

La planificación financiera es un proceso continuo en el cual debes analizar a detalle tu situación económica. También debes definir objetivos que no solo sean claros sino realistas y crear el camino a seguir para alcanzarlos. 

 

A través de esta lectura te detallaremos cuáles son los aspectos clave para analizar y establecer si tu economía está en rojo, amarillo o verde. ¡Comenzamos!

 

¿Qué tomar en cuenta?

 

1. Ingresos


El primer paso será evaluar cuáles son tus ingresos mensuales. Estos pueden ser individuales o familiares en caso de que más de 2 personas sean económicamente activas en el hogar. 

 

Por ejemplo, si tus ingresos son de Q5,000 y los de tu pareja Q6,000, entonces los ingresos fijos son de Q11,000 y son la base de tu presupuesto mensual. También es importante que sumes ingresos adicionales, si los hay.

 

New call-to-action

 

2. Gastos


Ya que tienes claro cuáles son los ingresos es el momento de establecer cuáles son tus gastos, es decir los pagos que debes hacer por servicios básicos como: agua, electricidad, teléfono, cuota de mantenimiento, vestimenta, calzado, alimentación y transporte.

 

Recuerda que este punto es sumamente importante, ya que a diferencia de los ingresos las fuentes de gastos pueden ser muy variadas. 

 

Es indispensable que también hagas un análisis detallado de tus gastos hormiga, es decir esos pequeños consumos diarios que se realizan inadvertidamente y que al final del día parecen que no afectan en nada sus finanzas. Evaluar cuáles puedes recortar o eliminar para cumplir con tu presupuesto.

 

3. Deudas

 

También es importante tener un panorama general de ellas, lo ideal es reunir toda información de tus deudas, por muy pequeñas que sean y realizar un informe de ellas. 

 

En este informe deberás detallar los saldos de tus tarjetas de crédito, préstamos personales, créditos o cualquier otro tipo de deuda. Tener esta información será de mucha ayuda si deseas implementar una estrategia de reducción de deudas ahora o en el futuro.

 

4. Flujo de caja


Este es un término conocido también como cashflow el cual hace referencia al dinero que queda disponible después de hacer tus pagos. Para conocer cuál es tu flujo de caja debes restar los ingresos del total de los gastos y las cuotas mensuales de las deudas. Cabe destacar que estos datos se manejan aparte para conocer tu nivel de endeudamiento.

 

Siguiendo con el ejemplo anterior, el total de los ingresos es de Q 11,000 y de tus gastos es Q 9,500 entonces tu cashflow es Q 1,500.

 

5. Ahorro


Por último y no menos importante es momento de hablar acerca del ahorro. Esta es una cuota mensual que te dará el respaldo para cubrir un gasto inesperado como la compostura de tu auto o una emergencia de salud, por ejemplo. Así que no olvides añadir esta cuota en tu presupuesto y cumplir con ello cada mes. 

 

¿En qué color del semáforo estás?

 

Para conocer cuál es tu situación financiera piensa en los colores del semáforo. El verde significa libertad, es decir que llevas un buen control de tu economía. El amarillo te indica precaución y que debes realizar ajustes en tu presupuesto y el rojo es un indicio para tomar acciones urgentemente. 

 

Teniendo claro el significado de los colores es momento de determinar cuál es tu situación financiera. Para ello, presta atención a todos los aspectos que mencionamos, pero en especial al porcentaje que destinas como cuota de ahorro mensual. 

 

De acuerdo a Business Insider (México), la cuota ideal de ahorro es el equivalente al 20% de tus ingresos. Si te encuentras dentro de este rango, tu situación financiera está en verde. Esto implica que tienes liquidez suficiente para invertir o hacer frente a alguna emergencia. 

 

Dentro de sus recomendaciones también indican que el porcentaje mínimo destinado al ahorro debe ser del 10%. Si estás en este rango, tu economía está en amarillo y debes hacer ajustes en tu presupuesto. 

 

Por último, si tu porcentaje está en 5% o debajo, tus finanzas se encuentran en rojo y es momento de tomar acciones de inmediato.

 

¡Mejora tu situación financiera!

 

Para cumplir con tus metas es indispensable realizar un análisis de tu situación financiera. Si después de hacer este ejercicio con tus finanzas personales, el semáforo marca rojo o amarillo, recuerda que con un crédito puedes obtener la solución a través de la consolidación de pagos. ¡La meta es llegar al verde!

 

Haz clic aquí y obtén más información de nuestras opciones de crédito.

Solicita aquí tu préstamo

 






productos y servicios • Bi-Fácil

Compartir:

Artículos relacionados