Regresar a www.bi.com.gt

¿Fija o variable? Conoce la diferencia entre un préstamo hipotecario de tasa de interés fija y una variable

¿Fija o variable? Conoce la diferencia entre un préstamo hipotecario de tasa de interés fija y una variable.jpg
Escrito por Sub Gerencia de Atención al Público

Seguramente una de tus mayores dudas al pedir un crédito hipotecario es sobre la tasa de interés. El interés puede ser de tasa fija o de tasa variable, pero no muchos conocen la diferencia específica entre ellos y no saben cuál es la mejor opción. A continuación, aclararemos esta duda para que sepas cuál es la tasa de interés de mayor beneficio para ti y no tengas miedo de solicitar un crédito.

La diferencia entre la tasa de interés fija y la variable es que el préstamo de tasa fija no cambia, es decir, la tasa de interés se establece al momento de obtener el préstamo y esta no cambia nunca. En cambio, el préstamo con tasa de interés variable sí cambia, puede subir o bajar.

Hay muchas tasas de interés variable que empiezan con un porcentaje mucho menor al de una tasa de interés fijo, sin embargo, aunque permanezca de esta manera durante meses, cuando el período introductorio termina, la tasa de interés puede cambiar e inmediatamente tu pago subirá.

Debido a esto, lo más recomendable es optar por un préstamo con tasa de interés fija, pues sabrás exactamente cuánto es lo que tienes que pagar y en qué plazo, sin importar lo que pase. Nunca te verás perjudicado por las subidas en las tasas de interés y no tendrás ningún riesgo.

Sin embargo, ese no es el único beneficio que obtendrás con una tasa de interés fija. A continuación te brindamos todas las ventajas para que veas por qué es tu mejor opción:

1. Podrás hacer tu presupuesto con confianza

Sin duda el mayor beneficio de las tasas de interés fijo es que tendrás estabilidad. Al tener estabilidad y tener certeza de cuánto vas a pagar casa mes, será más fácil para ti elaborar un presupuesto exacto y manejar mejor tus finanzas.

2. Son más fáciles de entender

Las tasas de interés fijo son mucho más fáciles de entender, pues al solicitar una tasa de interés variable tienes que comprender el índice de las tasas de interés, qué tan pronto pueden subir o bajar, los límites a los que estos pueden bajar, etc. son muchos más conceptos que pueden abrumar a algunas personas.

En cambio, una tasa de interés fija es fácil de entender y es más accesible para quienes están pensando en solicitar un crédito hipotecario por primera vez.

3. Las fluctuaciones económicas no influyen en tu préstamo

Podrás tener mucha seguridad ya que independientemente de la situación del mercado tu tasa seguirá siendo la misma que acordaste con la institución financiera, sin importar el tiempo que dure tu acuerdo ni las fluctuaciones económicas.

Así que, ¡no lo dudes más! La variedad de hipotecas de interés fijo es mucho mayor y te brindamos la información necesaria para que encuentres la oferta que más se adapte a tus necesidades.

 Si quieres acercarte al hogar al que siempre aspiraste ¡No dejes pasar esta oportunidad! Da clic a la imagen de abajo para mayor información.

New Call-to-action

Categorías: Préstamos

¡Queremos escucharte!