Regresar a www.bi.com.gt

4 pasos para pagar tus deudas

16_MARZO_4_PASOS_PARA_PAGAR_TUS_DEUDAS.jpg
Escrito por Bi-Fácil

Los préstamos no son algo negativo. Al contrario son la prueba de que alguien, en algún momento confió en nuestra capacidad de pago y nos prestó dinero para cumplir alguna meta o salir de un apuro. 

Con este panorama optimista, podemos evaluar el concepto de las deudas. El proceso de cómo salir de deudas puede reducirse al cálculo y ajuste de ingresos y egresos ejerciéndose con seriedad y disciplina. Aquí te compartimos cuáles podrían ser tus primeros pasos para salir de los números rojos.

1 . Calcula tu deuda total

El primer paso para arreglar un problema es reconocerlo. Haz una minuciosa suma de lo que debes, el concepto y los intereses que genera cada crédito.

Arregla primero las deudas que generan una mayor carga financiera. Haz una lista con los plazos y vencimientos.

Debes tener claro todo lo que llevas arrastrando y cuáles son los objetivos, de esta manera podrás hacer un plan sólido y sensato para acabar con este panorama gris.

2. Haz un cálculo de gastos

Es momento de cambiar los hábitos hacia la moderación total. Esto significa controlarse mejor en todos los gastos. Vigila con cuidado cada quetzal que ganas y usas. Intenta disminuir en tantos conceptos como te sea posible. Y evita por todos los medios sumar un centavo más a la carga.

Un buen tip es guardar en un sitio seguro tu tarjeta de crédito, ya que al no llevarla contigo evitarás caer en la tentación de usarla a la menor provocación. Cualquier dinero extra que recibas, úsalo en pintar de negro los números rojos.

3. Considera consolidar tus deudas

Existen varias opciones para deshacerte de muchas deudas, una de ellas es la consolidación, que no es otra cosa más que reunir en una sola cuenta, todos tus números rojos. Esto tiene como ventaja la organización, un menor pago de intereses, un mayor plazo y la limpieza de fondo de tu historial crediticio.

4. Elimina tus tarjetas de crédito innecesarias

Esto no necesariamente significa que canceles todas tus cuentas, pero sí que las tengas en cero para que no se abra otro agujero en tus finanzas, al menos hasta que termines con la carga mayor. Siempre déjalas guardadas para que no tengas el riesgo de usarlas a la menor provocación pues los intereses pueden arruinar todo el plan.

Si sigues estas sugerencias, tus deudas serán historia más pronto de lo que piensas y sobre todo aprenderás a manejar tus finanzas de manera inteligente para el futuro, lo que te ayudará en todos tus proyectos, tanto personales como profesionales.

 

New Call-to-action

Categorías: Tus Metas

¡Queremos escucharte!