Regresar a www.bi.com.gt

Sugerencias para tener finanzas personales sanas

7_ABRIL_SUGERENCIAS_PARA_TENER_FINANZAS_PERSONALES_SANAS.jpg
Escrito por Bi-Fácil

Las finanzas personales son un factor de equilibrio y si no hay salud en este tema, probablemente estarán afectadas otras partes de nuestra vida.

Según un estudio de la Organización Mundial del Comercio, siete de cada diez personas en edad productiva cuestionadas admitieron tener o haber tenido problemas en algún punto en términos financieros, lo que afecta o afectó su historial crediticio.

Y lo que es más, la Organización Mundial de la Salud tiene un estudio en el que el 75% de las enfermedades relacionadas con el estrés tienen una atribución directa o indirecta a problemas económicos. Es decir, todo está relacionado.

En base a esto, buscamos a expertos para que nos ayudaran a desarrollar una serie de sugerencias para tener finanzas sanas.

Tener un presupuesto: Saber cuánto tenemos y qué podemos hacer con ello es la base para tener una buena administración y alcanzar las distintas metas financieras que nos propongamos a lo largo de la vida.

Ahorrar: A corto y a largo plazo debemos conservar una parte de nuestros ingresos en una cuenta bancaria intocable. La recomendación es que sea entre un 10% y un 15% y sabemos que esto es difícil, pero más difícil es enfrentar la última etapa de la vida o una emergencia sin estar preparados.

No endeudarse innecesariamente: Evita a toda costa incurrir en un porcentaje de deuda mayor al 30% de tus ingresos. La sumatoria de lo que debes pagar al mes por los créditos no debe exceder a este porcentaje.

Diversifica: Es preciso que tanto los ingresos como los ahorros e inversiones estén en distintas bolsas y situaciones. En caso de perder alguna de ellas, no caerás a un abismo financiero. Si acaso, tendrás un desequilibrio que podrás resolver.

Compara: Todos los productos financieros que compres deben ser cuidadosamente analizados. Revisa todos los contratos, términos y condiciones para que sea en tu beneficio y no sólo en el de tu otorgante.

Se cuidadoso al pedir un préstamo: Los préstamos son muy útiles para distintas situaciones, pero son eso: préstamos. Sé cuidadoso en su utilización y no dependas en más del 50% de un crédito para desarrollar cualquier proyecto.

Cumple: Los atrasos en los pagos se acumulan como el polvo. El mejor signo de un equilibrio financiero es no deber e ir al corriente con los pagos. Los intereses y gastos de cobranza terminan trasladándose y haciendo más pesada tu carga de números rojos.  

Consume: Compra en base a tus necesidades y no a tus antojos. Revisa el costo-beneficio y siempre pregúntate más de una vez cómo ayudará a elevar tu calidad de vida lo que piensas adquirir.

La educación financiera viene desde el hogar, si no fuiste bien instruido en este tema, rompe con la cadena y comparte estos conocimientos con tus hijos, ellos seguramente lo apreciarán.

New Call-to-action

 

Categorías: Tus Metas

¡Queremos escucharte!