Regresar a www.bi.com.gt

¿Cómo me recupero de una lesión de rodilla?

12_JULIO_COMO_ME_RECUPERO_DE_UNA_LESION_DE_RODILLA.jpg
Escrito por Salud Siempre

Después de una lesión de rodilla es muy importante la rehabilitación para recuperar la movilidad y la fuerza en esta articulación.

Ya sea por realizar esfuerzos, cargar cosas pesadas o practicar algún deporte que implique movimientos y estiramientos continuos en esa parte de la pierna, la lesión de rodilla es uno de los traumatismos más comunes.

Aunque existen muchos tratamientos para la recuperación de una rodilla, realizar ciertos ejercicios sigue siendo una buena manera de recuperar su fuerza y movimiento y mantener su salud siempre.

Ponte en acción

Antes de realizar los ejercicios que te recomendamos, te sugerimos realizar una caminata de 10 minutos como calentamiento.

1. Estiramientos sobre el piso
  • Acostado, coloca una sábana alrededor de la planta de uno de los pies, sujetándola con las manos. Estira y empuja la pierna hacia arriba, sosteniendo el pie estirado durante 20 segundos. Baja la pierna y repite dos veces. Haz lo mismo con la otra.

  • Acostado, dobla las rodillas hacia el pecho, como en posición fetal, flexionando primero las dos piernas y luego alternando una y otra.

  • Acostado, pon una almohada entre las rodillas y apriétalas tan fuerte como puedas. Sostén la posición 5 segundos y relaja, repitiendo 10 veces.

  • Acostado, levántate sosteniendo el peso en los codos. Dobla una rodilla y pon ese pie en el suelo. Estira la otra rodilla, apretando el muslo y levántala hacia arriba, sin doblarla. Déjala en el aire tres segundos y bájala despacio. Repite 10 veces y cambia de pierna.
2. Estiramientos de pie con silla
  • Este es especial para disminuir el dolor. Ponte parado detrás de la silla. Coloca las manos en el respaldo y coloca tu pierna derecha hacia adelante, flexionándola un poco. Intenta estirar tu pierna izquierda lentamente, empujando tu talón hacia el piso. Sostén la posición y repite dos veces. Haz lo mismo con la otra.

  • Parado detrás de la silla con las manos en el respaldo, levanta lentamente la pierna derecha, bien estirada, hacia uno de los lados, colocando el peso del cuerpo en la pierna izquierda. Mantenla levantada 3 segundos y bájala lentamente. Repite 10 veces y luego cambia de pierna.

  • Ponte detrás de la silla, sin sostenerte. Levanta un pie lentamente. Mantén el equilibrio por lo menos 20 segundos. Repite dos veces y hazlo con la otra pierna.

  • Coloca dos almohadas en la silla. Siéntate encima de ellas con la espalda recta y los pies bien firmes en el suelo. Levántate lentamente hasta pararte. Baja de nuevo, lentamente, hasta sentarte. Al sentarte, verifica que las rodillas no sobresalgan de los dedos de tus pies.

Las rodillas son las articulaciones más afectadas por el peso y los ejercicios de alto impacto. Cuídalas y rehabilítate bien después de una lesión.

Cuando cuentas con un buen seguro médico, vives con menos miedo y más tranquilidad. Con Salud Siempre cuentas con una excelente cobertura para toda la familia con seguros médicos que se adaptan a tus necesidades.

Tenemos las mejores soluciones personales, familiares y grupales. Haz clic aquí para solicitar Salud Siempre y obtener el respaldo y la seguridad que necesitas.

New Call-to-action

Categorías: Tu salud

¡Queremos escucharte!