Regresar a www.bi.com.gt

¿Debo aplicar vacunas a mi hijo?

Vacunas-a-mis-hijos.jpg
Escrito por Salud Siempre

El propósito de las vacunas es ofrecer a tus hijos una vida sana, libre de enfermedades que pudieran ser mortales o dejar secuelas.

Aun cuando circula en internet información alarmante sobre la conveniencia de las vacunas para tus hijos, la realidad es que la inmunización ha salvado millones de vidas en el mundo.

Enfermedades que van desde la polio hasta la viruela habían sido erradicadas en la mayor parte de los países y, de pronto, empiezan a surgir de nuevo amenazadoramente como consecuencia de un movimiento que cuestiona su utilidad.

Como padres, lo que anhelamos es salvaguardar a nuestros hijos de cualquier daño, y las vacunas juegan un papel muy importante en ese esquema de protección.

Realidades con respaldo científico

Para aliviar tus temores sobre la seguridad de las inmunizaciones, te compartimos datos científicos y veraces que puedes corroborar con tu médico:

  • Al año se evitan entre dos y tres millones de muertes gracias a las inyecciones y las gotas que contienen algún agente que produce en los niños una inmunidad adquirida.

  • Lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es aplicar a los niños un cuadro de inmunización básico para evitar enfermedades como el sarampión, viruela, tos ferina, poliomielitis, difteria y tétanos.

  • Los agentes activos en las vacunas no producen efectos a largo plazo que pudieran llevar a otros padecimientos. Lo que quizá hayas leído sobre una relación entre la vacunación y el autismo es falso y ha sido totalmente refutado científicamente.

  • Una buena higiene y alimentación protege contra algunos padecimientos infecciosos, pero la vacunación es la única manera de que tus hijos no contraigan enfermedades que pueden amenazar su vida o su bienestar físico.

  • El índice de eficacia de las inmunizaciones es de entre 95 y 100 por ciento. Cuando, en contados casos, la persona presenta reacciones adversas o no queda protegida se debe a particularidades de su organismo y su sistema inmunológico, no a la vacuna en sí.

  • Los bebés requieren desde temprana edad de las primas inmunizaciones pues paulatinamente pierden las defensas transmitidas por la madre y cada día pueden estar en riesgo de contraer enfermedades prevenibles.

  • En los bebés, particularmente, su sistema inmune presenta una mayor capacidad para producir anticuerpos, por lo cual la vacunación a temprana edad no solo es conveniente sino recomendable.

  • Los refuerzos son necesarios pues varía la duración de la inmunidad adquirida.

Protege a tus hijos y a la comunidad

No confíes en las afirmaciones de que una enfermedad está totalmente erradicada y, por tanto, no es necesario vacunar a tus hijos. La realidad es que las sociedades se benefician de la inmunidad colectiva, que es el hecho de que a más personas vacunadas menos incidencia de enfermedades.

Cuando se baja la guardia y se deja de inmunizar a los niños, aumenta la incidencia de enfermedades que son totalmente prevenibles y se pone en riesgo a toda la comunidad.

Consulta con tu médico sobre el calendario de vacunación que corresponda a tus hijos e inmunízalos. También revisa la cobertura de tu seguro de gastos médicos, pues, en la mayoría de los casos, los gastos en vacunas están totalmente cubiertos.

Cuando cuentas con un buen seguro médico, vives con menos miedo y más tranquilidad. Con Salud Siempre cuentas con una excelente cobertura para toda la familia con seguros médicos que se adaptan a tus necesidades. Tenemos las mejores soluciones personales, familiares y grupales. Haz clic aquí para solicitar Salud Siempre y obtener el respaldo y la seguridad que necesitas.

New Call-to-action

Categorías: Tu salud

¡Queremos escucharte!