Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

Artículos de interés • Banco Industrial

Compartir:

Contagia el buen humor


La sonrisa y el buen humor son contagiosos. Es interesante lo que tu sonrisa sincera puede provocar en los otros. Cuando te sonríen, tiendes a devolver la sonrisa, y este simple gesto te hace sentir bien. Este mismo efecto de contagio se produce con el mal humor y las malas caras: si te sientes negativo y enfadado, los demás recibirán eso de ti y les provocarás rechazo.

Pero sabías que tener amigos habitualmente de buen humor puede ayudarte a superar la depresión y contagiarte de su buen estado de ánimo. Por el contrario, tener amigos con tendencia a estar deprimidos te hace más propenso a deprimirte.

Cuando decides presentarte ante la vida de manera positiva y afrontar tus problemas y situaciones con buen humor, las circunstancias te parecen más fáciles de superar, ya que de esta manera ves más aspectos positivos que negativos y te encuentras más pro activo y listo para superar la dificultad.

Tú eliges si quieres proyectar en las demás personas, alegría o mal humor. Las personas de tu entorno perciben tu buena actitud, la comunicación será más positiva.

Puedes aprender y enseñar a tener un mejor humor. Encontrarte rodeada de personas alegres puede enseñarte a enfrentarte a las situaciones de manera distinta y cambiar tu mentalidad hacia una nueva manera de mostrarte mucho más optimista y feliz. Si quieres aprender, seguro que lo consigues, pero tu actitud es fundamental.

Es cierto, no es posible que estés siempre contento; siempre pueden aparecer en tu vida situaciones que temes, que te entristecen o te enfaden; pero la manera en que te enfrentes a esto, es tu decisión. Dependiendo de la forma de afrontarlo, tu vida se girará en un sentido u otro.



Artículos de interés • Banco Industrial

Compartir:

Artículos relacionados