Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

productos y servicios • Bi-Fácil

Compartir:

La salud financiera no es cuestión de suerte


¿Qué significa tener salud financiera? Muchas personas tienen la idea de que contar con finanzas personales saludables consiste solo en tener suficiente dinero para cubrir sus gastos. Sin embargo, este término implica otros aspectos más complejos como el nivel de endeudamiento y las metas financieras. 

Para mejorar tu salud financiera es importante tomar decisiones para encontrar el equilibrio entre tus ingresos y gastos. Para ayudarte a lograrlo, en esta lectura te daremos algunos tips que seguro te servirán. 

 

Prioriza tus gastos

 

Una correcta administración de tu dinero te ayudará a gozar de una vida más tranquila y libre del estrés que ocasiona el sobreendeudamiento. Para ello es importante planear, administrar y controlar tus gastos correctamente. 

 

Piensa por un momento cuáles gastos son realmente necesarios y priorízalos dentro de tu presupuesto. Haz una lista de aquellos que sean innecesarios y evalúa si es posible reducirlos o incluso eliminarlos. 

 

Un ejemplo de gastos innecesarios podría ser el café que tomas por la tarde o las compras que realizas fuera de tu listado habitual.

 

New call-to-action

 

Conoce tu nivel de endeudamiento

 

Si estás en proceso de evaluar tu situación financiera, el nivel de endeudamiento es un indicador que no puedes pasar por alto. Este te permite saber cuál es el porcentaje de tus ingresos que cubre tus deudas.

 

Esto te servirá para establecer tu situación actual y en caso de tener un nivel alto, mejorar la gestión de tus finanzas personales. Pues es un factor que las entidades financieras analizan cuidadosamente para la aprobación de un crédito. 

 

Mantén un buen récord crediticio

 

Es probable que sepas que tener un buen historial crediticio es indispensable para acceder a otros créditos para alcanzar tus metas financieras o afrontar los gastos generados por una situación de emergencia.

 

Un buen manejo de tu crédito actual es una buena manera de hacerles saber a las entidades financieras que eres responsable. Es por ello que manejarlo correctamente te abrirá a más y mejores oportunidades en el futuro. 

 

Evalúa tus metas financieras

 

Un excelente ejercicio es analizar tus metas a corto, mediano y largo plazo. Ahora hazte las preguntas: ¿siguen siendo relevantes? ¿estás en camino de alcanzarlas? Te recomendamos que las evalúes cada cierto tiempo para ver si tus esfuerzos están encaminados o debes hacer ajustes.

 

Por último, te daremos un consejo adicional: si te dedicas exclusivamente al ahorro es probable que pronto te canses de seguir con el proceso. Para mantenerte motivado es importante que establezcas una recompensa cada cierto tiempo y te la concedas si logras tus objetivos. Por ejemplo, puedes recompensarte con una salida a tu restaurante favorito o esos zapatos que tanto te gustan.

 

Recuerda que este proceso no se trata únicamente de una serie de pasos que debes seguir, sino adoptar un nuevo estilo de vida que renovará y le dará equilibrio a tus finanzas. 

 

¿Quieres mejorar tu salud financiera?

 

Para cumplir con tus metas es importante analizar a detalle tu situación económica. Si después de esto te das cuenta que es necesario tomar acción, recuerda que un crédito puede ser la solución para consolidar tus deudas actuales. Haz clic aquí y obtén más información de nuestras opciones de crédito.

 

Solicita aquí tu préstamo

 






productos y servicios • Bi-Fácil

Compartir:

Artículos relacionados