Regresar a www.bi.com.gt

¿Por qué necesitas ahorro de respaldo contra cualquier eventualidad?

7_MARZO_COMO_AHORRAR_PARA_UNA_EMERGENCIA.jpg
Escrito por Financiera Industrial

Una cuenta de ahorros es un respaldo contra cualquier eventualidad pero también una forma de libertad. 

No depender de la buena voluntad de los que nos rodean o de un crédito en condiciones poco ventajosas nos da cierto poder y es que las emergencias son impredecibles por naturaleza. Así que cuando ocurren destruyen cualquier estabilidad financiera si no se está preparado.

Desde la pérdida de un empleo, la reparación de un automóvil o una enfermedad, si no hay flujo de efectivo para hacerles frente, puede causar un quiebre irreparable.

No se pueden evitar las emergencias, pero tener un fondo de ahorro permite aliviar la carga financiera que pudieran causar.           

Un fondo de ahorro es una cuenta que se utiliza para cubrir el gasto de un imprevisto. No debe considerarse para el gasto corriente como el pago de servicios o antojos y caprichos. Sólo debe recurrirse a él en caso de una crisis financiera.

La dimensión de tu fondo dependerá de tu estilo de vida, tus ingresos, tus dependientes y tus compromisos fijos. Un mínimo sugerido es tener entre tres y seis meses de reservas que te permitirán sobrevivir por ejemplo en caso de pérdida de empleo. Es conveniente primero pagar las deudas que generan intereses y después aplicarlo en este esquema de protección.

Vale la pena que el ahorro sea parte de un presupuesto fijo y se destine tal cual si fuera un pago. La regla es muy sencilla, un porcentaje de entre un 10 y un 15 por ciento puede ser la respuesta a muchos problemas actuales o por aparecer.

El mejor sitio para guardar los ahorros es en una institución bancaria, que además de pagar intereses, da una seguridad y fácil acceso. No es conveniente tener este activo en un plazo fijo, pues la disponibilidad puede convertirse en un obstáculo si queremos acceder a este fondo de manera inmediata.

Revisa la solvencia del sitio donde confiarás tus ahorros y ten siempre un ojo en la información relacionada con el comportamiento de los mercados internacionales.

El objetivo es recurrir a estos ahorros sólo en situaciones calificadas como emergencia y evitar a toda costa usarlo para vacaciones, cambio de vehículo o gustos extraordinarios.

El secreto está en perder de vista que contamos con esta red de protección y verla como el extintor que se usa sólo en casos de contingencias.

En caso de que tengas que hacer uso de este dinero, de inmediato crea un plan para recuperarlo a la mayor velocidad posible.

Si comienzas a ahorrar hoy mismo, seguramente mañana te sentirás más seguro para hacerle frente a cualquier problema económico inesperado. 

New Call-to-action

Categorías: Tus Finanzas

¡Queremos escucharte!