Regresar a www.bi.com.gt

5 tips para tener una familia sana

9_FEBRERO_5_TIPS_PARA_TENER_UNA_FAMILIA_SANA.jpg
Escrito por Salud Siempre

Es algo en lo que todo el mundo coincide: la familia es lo más importante. 

La salud familiar es un tema que nos preocupa. No es gratuito que los contenidos en internet más buscados tengan relación con el bienestar humano. Desde “¿Cómo hago para pegar una uña?” hasta “Disfraces de niños para el festival escolar”, el interés es infinito.

No es exclusivo de las mamás, todos están buscando de manera directa o indirecta información que aporte para el bien común de su entorno. Los cambios de hábitos, las mejoras de rutinas y los ajustes se hacen todo el tiempo en función de mejorar.

Todo lo que hacemos impacta en nuestra salud, desde los pensamientos hasta la dieta. Pero cuando se trata de la familia, todo se potencia y a eso se le llama sinergia. Este concepto dice que la suma de pequeñas energías hace una energía más grande de lo que las matemáticas puedan decir.

Este es un proceso continuo que debe prevalecer por encima de cualquier interés. Por eso aquí te damos cinco tips para tener una familia sana.

1. Dar el ejemplo importa

Está bien que les digas a tus hijos que se coman todas sus verduras, pero si tú fumas como desesperado, algo no cuadra. Antes de dar órdenes, concéntrate en tener credibilidad y ser un buen líder para tu “equipo”.

La familia debe tener reglas y tareas para cada miembro. Asigna a cada quien una tarea específica. Desde el lavado de trastes o el acomodo de clósets, todos deben colaborar.

2. El valor de la higiene personal 

Y ya que estamos en el tema de la limpieza, los hábitos de higiene no sólo nos hacen lucir bien, sino también nos alejan de las bacterias y virus.

El aseo personal debe ser diario. No sólo es bañarse y lavarse los dientes, el cuerpo debe estar limpio en su totalidad. Ese es un escudo contra infecciones y enfermedades.

3. Una comunicación permanente

Una familia que no se comunica, no es una familia. Al menos en el buen sentido de la palabra.

Como una obligación deben tener un espacio para propiciar la interacción. Desde una cena, un paseo o una actividad en común, luchen por estar enterados e intercambiar información sobre sus intereses, inquietudes y problemas.

Un asunto que a una hija le parece un mar, al padre se le hará un vaso de agua y la podrá ayudar con soluciones. De eso se trata, de estar unidos, de intercambiar experiencias y de comunicarse para tratar de resolver los problemas. Esa armonía, según los expertos, contribuye mucho al equilibrio mental. Y el equilibrio es parte básica de una buena salud.

4. El Ejercicio es Salud

Si dentro de las actividades comunes está la activación física, darás dos golpes en uno. Todos tendrán grandes dividendos como individuos y como grupo. ¿Qué tal un paseo cada domingo por las mañanas al parque? Además de relajarse y hacer algo por su salud, estarán haciendo mucho por el bienestar familiar.

5. Alimentarse bien para apostar al futuro

Somos lo que comemos y lo sabes. Procuren que en casa siempre haya alimentos variados y nutritivos. Esto no es únicamente responsabilidad de la madre pues todos podemos contribuir.

Las recetas están en todas partes y las podemos compartir de acuerdo a nuestro presupuesto e intereses para prepararlas juntos. Eviten a toda costa la comida chatarra y callejera pues son auténticos imanes de enfermedades.

Es normal que exista cierta desmotivación al inicio, pero la clave está en la constancia en seguir estos consejos. Verás que cuando comiencen a ver resultados las dinámicas serán mucho más fáciles y todos, para tu tranquilidad, serán más saludables.

 Cuando cuentas con un buen seguro médico, vives con menos miedo y más tranquilidad. Con Salud Siempre cuentas con una excelente cobertura para toda la familia con seguros médicos que se adaptan a tus necesidades.

Tenemos las mejores soluciones personales, familiares y grupales. Haz clic aquí para solicitar Salud Siempre y obtener el respaldo y la seguridad que necesitas.

New Call-to-action

Categorías: Tu salud

¡Queremos escucharte!