Regresar a www.bi.com.gt

¿Cómo funciona un seguro hospitalario?

7_ABRIL_COMO_FUNCIONA_UN_SEGURO_HOSPITALARIO.jpg
Escrito por Salud Siempre

Un seguro de gastos hospitalario es una herramienta para cuidar al mismo tiempo tu salud y tu patrimonio, ya que en caso de que necesites hospitalización te ayudará con los gastos.

El seguro hospitalario te brinda un respaldo económico como ningún otro producto más lo hace.

Todo se basa en la suma asegurada que contrates, que es el tope que te pagarán independientemente de la cuenta total.

El costo de la factura tendrá un deducible, es decir un porcentaje de la totalidad que correrá por tu cuenta. Este aplica prácticamente en todas las ocasiones que utilices el servicio y sufre modificaciones de acuerdo al tipo de uso o categoría.

Se puede evitar una hospitalización si llevas un buen estilo de vida, si cuidas tu cuerpo y si acudes a la medicina preventiva, pero los accidentes pueden ocurrir a cualquiera en el momento menos esperado. Y aquí es donde entra en juego el seguro.

Esto es como un pase automático a prácticamente cualquier hospital, siempre que tenga convenio con la compañía aseguradora.

Cuando se presente una emergencia, es imprescindible que tengas a la mano los datos de contacto para dar aviso a la aseguradora, ahí te podrán dar orientación sobre cuál es el hospital más conveniente de acuerdo a factores como servicios, geografía y presupuesto.  

En caso de que no puedas avisar a la compañía proveedora el servicio sigue siendo válido y puede operar a través del reembolso bajo ciertas circunstancias.

El seguro te pagará una cantidad por cada día de hospitalización de acuerdo a los requerimientos. Cabe mencionar que se hará cargo de cosas como el medicamento, terapias especiales y honorarios de los médicos, siempre que entre en el límite del producto contratado.

Por ejemplo: Si tienes una cirugía de cadera por un accidente automovilístico podrías tener ayuda con los días de hospitalización, la cirugía, el anestesiólogo, la recuperación y la terapia de rehabilitación. Pero si el límite de la suma asegurada se extiende, hasta ahí se acaba tu protección. Por eso es importante contratar algo de acuerdo a la realidad y los riesgos, porque aunque un seguro modesto colabore, no te sacará del aprieto por completo.

Por el contrario, si la suma asegurada es suficiente podrá ayudarte con otros gastos extraordinarios como transporte especial, terapias adicionales y hasta una segunda opinión.

La cantidad contratada puede ser utilizada a discreción siempre y cuando tenga relación con el evento que afectó tu salud.

Una de las grandes ventajas de este producto es que no requieres necesariamente un examen para contratarlo y que la indemnización no siempre estará sujeta a la comprobación, lo que hace todos los procesos más sencillos.

New Call-to-action 

Categorías: Tu salud

¡Queremos escucharte!