Regresar a www.bi.com.gt

La importancia de un chequeo médico anual

2_JUNIO_LA_IMPORTANCIA_DE_UN_CHEQUEO_MEDICO_ANUAL.jpg
Escrito por Salud Siempre

La prevención es la mejor medicina, de ahí la importancia de un chequeo médico anual para que conserves la salud siempre.

Muchas personas saben que deberían hacerse por lo menos un chequeo médico cada año, pero la mayoría no lo hace, ya sea porque se siente bien y considera que no lo necesita, o porque teme que al hacerlo se le diagnostique alguna enfermedad, y prefiere no saberlo.

Un chequeo médico es siempre necesario y, por lo general, se realiza para identificar alguna irregularidad que lleve a la prevención de enfermedades.

Si te sometes a ellos habitualmente, pueden servir para establecer la diferencia entre una prueba y otra, lo cual puede llevar al médico a intuir alguna situación que con un sencillo tratamiento puede corregirse a tiempo.

¿Cuándo son más convenientes?

Si eres menor de 30 años, debes considerar hacerlo si tienes antecedentes familiares de enfermedades crónico-degenerativas como el cáncer, la presión alta y la diabetes.

Si tienes más de 30 años, hazlos de ahora en adelante sin importar tu herencia para poder detectar a tiempo los signos de enfermedades como hipertensión arterial, diabetes tipo 2, arritmias, artritis reumatoide, osteoporosis, demencia, mal de Parkinson, anemia, glaucoma, y hernias.

A partir de los 35 o 40 años, es recomendable que los hombres se sometan a exámenes de próstata y las mujeres a una mastografía. Lo ideal es hacerlas una vez al año y, dependiendo de los resultados, seguir los consejos de tu médico sobre si debes hacerte alguna otra prueba o debes repetirla antes de ese lapso.

¿Cuáles son los beneficios?

Existen algunas enfermedades silenciosas que no manifiestan síntomas y que podrían pasar inadvertidas.

Por lo general, un chequeo médico debe constar de una auscultación y revisión física, así como de análisis de laboratorio y, en caso de que se considere necesario, algunas placas de rayos X o pruebas más específicas.

Obviamente, todo esto va cobrando más importancia a medida que avanza la edad.

¿Qué hacer?

  • Llamar por teléfono a tu médico para que te indique los análisis o pruebas que debes realizar, y hacer una cita para el chequeo completo ya contando con los resultados.

  • Ser totalmente honesto a la hora de responder a los cuestionarios del historial médico, para que el diagnóstico sea más fácil y lo más certero posible.
  • En caso de que se encuentre alguna irregularidad, seguir las indicaciones del médico, preguntando e informándote al respecto, e incluso pidiendo una segunda opinión si fuera necesario.

  • Acudir al médico ante síntomas de malestar poco habitual y que dure más de tres días.

  • Si tu empresa cuenta con la prestación de chequeo médico anual, aprovecharla y comprometerte a seguir las indicaciones pertinentes.

Por lo general, adoptar hábitos saludables y realizar algunos cambios de estilo de vida es suficiente para remediar la mayoría de las situaciones.

Si se encuentra algo más específico, sin embargo, piensa que si te haces el chequeo estarás a tiempo de darle solución e incluso de salvar tu vida al tomar decisiones firmes que contribuyan a la mejora y mantenimiento de tu salud.

New Call-to-action

Categorías: Tu salud

¡Queremos escucharte!