mentor en los negocios

3 razones por las que necesitas un mentor en los negocios

Escrito por Rubén Ríos | mayo 2016

Todavía no se inventa un modelo infalible de plan de negocios.

El éxito de las empresas radica en un inagotable ciclo de prueba y error. Así que si podemos conocer los errores de otros, quizás nos ahorremos cometer algunos.

Aquí entra en escena el mentor. Una idea por muy buena que sea, requiere del visto bueno de alguien. Puede ser el socio, el inversionista y hasta el consumidor final. Ser parte de un grupo o sociedad demanda cierto nivel de aprobación para un emprendedor.

Estas son tres razones por las cuales necesitas un mentor:

  1. Una guía de ruta

El mentor no está para resolverlo todo, sino para ser guía en caminos donde él o ella ya pasaron por lo cual nos advertirán de los obstáculos para un negocio en crecimiento. Porque vimos “The Social Network” creemos saber mucho de la vida de Mark Zuckerberg y el éxito de Facebook, pero hay algo que no se cuenta en la película.

Mark fue apadrinado por Steve Jobs, el creador de Apple, que a su vez tuvo en Mike Markkula a su mentor pues fue él uno de los primeros inversionistas de la firma de la manzana.

Estos personajes no tienen protagonismo, ellos ya vivieron su propia historia de éxito y saben que sólo trasciende aquel que comparte sus conocimientos con los demás.

Cualquiera podría pensar que existe una rivalidad entre la red social y el emporio de hardware y software, sin embargo eso solo es en apariencia.

  1. Las redes y los contactos

Esto no tiene que ver necesariamente con la edad, sino con la experiencia.

Un empresario de 50 años bien podría acudir a un mentor de 20 años para que lo asesore en temas de redes sociales y tecnología que no le son del todo familiares y este a su vez nutrirse de los contactos o las redes que el mayor ha ido recopilando en su ruta.

La primera etapa o el arranque de una empresa es cuando más se requiere de una guía. Es como las rueditas extra que usamos al aprender a andar en bicicleta. Al principio son fundamentales, pero después son prescindibles.

  1. Aprobación y conocimiento.

En entrevista para la BBC, Mark Zuckerberg reveló que aprendió de Steve Jobs acerca de la creación de un equipo y la firmeza para mantenerlo.

Su guía le ha resultado invaluable en la toma de decisiones que tuvieron que ver con la proyección de la compañía a los niveles donde está ahora y en rescatarla de catástrofes que pudieron haber acabado con ella.

Por su parte, Jobs dejó su característica arrogancia de lado para escuchar los consejos de Markkula, consejos que le ahorraron problemas y le ayudaron a resolver cuestiones de manejo de equipo y liderazgo.

A menudo, una simple señal de un mentor puede ser el catalizador que cambie el marco de referencia o el rumbo de un negocio. 

¿Ya solicitaste tu tarjeta de crédito empresarial? Te invitamos a conocer más de los beneficios que puedes obtener con las tarjetas crédito empresariales de Banco Industrial.

Temas: Emprendimiento

Cómo optimizar el capital de trabajo

Suscríbete al blog para recibir información semanalmente acerca de cómo llevar tu negocio al siguiente nivel