Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

Artículos de interés • CrediAuto

Compartir:

Agua o refrigerante, ¿qué necesita tu vehículo?


¿Se recalienta el motor de tu carro con frecuencia? Este es un factor al que debes prestar atención, ya que tu motor puede sufrir un mayor desgaste y consumir una mayor cantidad de combustible y aceite. Por lo tanto, entender cómo actúan los líquidos en el sistema refrigerante, es primordial para prevenir problemas en tu auto.

 

Muchos conductores tienen dudas acerca de qué tipo de líquido deben utilizar en su vehículo para que logre una correcta refrigeración. En este blog te compartimos información importante para que tomes la decisión correcta. 

 

Agua vs refrigerante

Utilizar agua para refrigerar el motor no es lo más recomendable a largo plazo, debido a que contiene altos niveles de cal que podría provocar corrosión y obstrucciones en los conductos, mangueras y tuberías. Además, en temperaturas extremas puede ocasionar serias averías al automóvil. 

 

El agua en temperaturas muy bajas puede llegar a congelarse, ocasionando que su volumen aumente y generando roturas en las partes internas del motor. Por otra parte, en un clima demasiado caluroso, el agua se evapora y no podrá refrigerar adecuadamente cuando el vehículo alcance una temperatura superior al estar en funcionamiento.



CrediAuto en Línea

 

El líquido refrigerante tiene propiedades antioxidantes y puntos de ebullición superiores a los del agua, ayudando a que el sistema de refrigeración funcione de manera eficiente. Por esta razón, no es aconsejable suministrar agua o combinaciones de líquidos. Lo más recomendable es administrar el líquido sugerido por el fabricante.

 

Todas las instrucciones las encuentras en el manual del propietario que especifican los líquidos que debes utilizar. Generalmente, el refrigerante debe aplicarse únicamente en carros que lo usan desde fábrica. 

 

La razón es que este compuesto limpia los conductos y también puede desprender fragmentos de óxido que puede obstruir el paso y romper elementos blandos del motor, como las mangueras, por ejemplo. En caso de una emergencia, puedes utilizar agua o combinar líquido refrigerante con agua para completar el tanque.

 

También podría interesarte: Los mejores consejos sobre mecánica básica

 

Claves para mantener el motor en óptimas condiciones

El líquido refrigerante por lo general dura más o menos 20 mil kilómetros en los cuales su nivel debe variar muy poco, pues este no se evapora y sigue circulando por el motor hasta que las propiedades dejan de ser efectivas. 

 

En caso de utilizar refrigerante y notar que el nivel varía en un mes o menos, debes revisarlo cuanto antes, pues el recalentamiento del motor puede ocasionar serios daños a tu vehículo. Por otra parte, se recomienda cambiarlo cada dos años aproximadamente para evitar su deterioro y mantener el sistema de refrigeración en óptimas condiciones. 

 

Recuerda invertir en un producto refrigerante de calidad en una tienda especializada, así previenes que el motor no sufra posibles recalentamientos, congelaciones que dañen sus partes, exponiendo a tu coche a constantes visitas al taller.


¿Eres un cliente frecuente del mecánico? Considera la opción de comprar tu nuevo carro con una institución que te brinde confianza y seguridad. Por eso con CrediAuto de Banco Industrial, puedes elegir tu automóvil y solicitar tu crédito de una forma rápida. ¡Solo haz clic en la imagen de abajo!

CrediAuto en Línea

 






Artículos de interés • CrediAuto

Compartir:

Artículos relacionados