Regresar a www.bi.com.gt

7 recomendaciones para comprar tu primer seguro médico

14_MARZO_7_RECOMENDACIONES_PARA_COMPRAR_TU_PRIMER_SEGURO_MEDICO.jpg
Escrito por Salud Siempre

Adquirir tu primer seguro médico puede ser una experiencia compleja si no entendemos cómo funciona el sistema de pagos, la cobertura y el sistema de reclamos en caso de un servicio incompleto. 

A veces el plan simplemente es proporcionado por una empresa y no tenemos posibilidad de aclarar nuestras dudas antes de la contratación y al momento de requerirlo estamos llenos de interrogantes.

Un plan individual es aquel que contratas por tu cuenta y en el que puedes incluir a tu familia. No está garantizado que una compañía te acepte pues el factor de tu estado de salud es primordial para determinar si eres asegurable.

El precio es quizá lo más desconcertante ya que éste puede variar de acuerdo al país, proveedor y circunstancias, pero para que la confusión no se apodere de ti, te damos siete consideraciones de por qué tener seguro médico.

1. Tu doctor.  Si ya tienes un médico es probable que quieras continuar con él bajo el esquema contratado, pero primero cerciórate que su nombre o el hospital donde atiende sea parte de la red de proveedores que tienen convenio con la aseguradora.

2. Tus necesidades. En qué condiciones de salud te encuentras tú y tu familia. Saberlo ayudará a elegir un programa de acuerdo a nuestras necesidades.

3. La prima. Si tienes un plan completo, es probable que tengas que pagar menos deducible. A menor pago mensual, mayor será el desembolso cuando requieras el servicio.

4. El tipo de plan. La cobertura de medicamentos, rayos X y análisis clínicos no está cubierta siempre. Esto dependerá del nivel del esquema que contrates.

5. Especialistas. Dependiendo del plan, tú puedes visitar a ciertos especialistas pero no a todos. Asegúrate que lo que contrates incluya la especialidad en la que seas más vulnerable, como por ejemplo un quiropráctico o un psiquiatra.

6. Cobertura. Busca planes completos con deducibles más altos si quieres pagar menos, pero no recortes la cobertura en caso de que no puedas pagar más.

7. Emergencia. En caso de una contingencia revisa cuáles son los costos incluyendo los pagos, el coaseguro, las deducciones y el deducible. Revisa qué es lo que incluye ya que no todos definen de la misma manera una emergencia. Por ejemplo algunos planes cubren una visita a la sala de emergencias, pero no la hospitalización.

Una vez que calificas para la contratación de un seguro médico, aprovecha las condiciones que se plantean a tu favor en ese momento pues puede ser que mañana no sean las mismas y el servicio sea más caro, o en el peor de los casos, ya no puedas acceder a él. 

New Call-to-action

Categorías: Tu salud

¡Queremos escucharte!