Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

BIENESTAR FINANCIERO • Planes de Ahorro Programado

Compartir:

La regla del 30/25/35 para comprar una casa


Antes de tomar la decisión de comprar una casa analiza si estás preparado desde el punto de vista económico y determina cuánto te puedes permitir para el pago de la misma. En este punto no olvides incluir las mensualidades del crédito hipotecario y los gastos adicionales como la mudanza, los impuestos, las cuotas de mantenimiento y costos de escrituración.

 

Si adquirirás tu casa a través de un crédito, la regla del 30/25/35 te permitirá organizar correctamente tus finanzas personales y así, reducir el riesgo de impago en el futuro.  

 

30 %: La cuota inicial

Básicamente el primer elemento de esta regla hace referencia al pago inicial, es decir, el enganche para adquirir un inmueble. Este punto es clave, ya que usualmente las entidades bancarias proporcionan un crédito equivalente al 70 % del valor total de la vivienda. 

 

Por ejemplo, en Banco Industrial puedes solicitar un crédito hipotecario equivalente al 80 % y hasta el 95 % por medio del del Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas - FHA.

 

Nuestra sugerencia es que te prepares para este momento y organices tus finanzas para ahorrar esta cantidad. Si aún tienes inconvenientes para hacerlo, contempla la posibilidad de adquirir un producto financiero como Plan Enganche de Vivienda de Banco Industrial. Esta opción te ofrece una tasa de interés anual de rendimiento por tus aportes de hasta 5 % y un Seguro de Vida hasta de Q 250,000. Conveniente, ¿cierto?


También podría interesarte: Tu Plan de Ahorro como fondo de emergencias

 

Nueva llamada a la acción

 

25 %: El pago mensual 

El segundo porcentaje de esta regla hace referencia a la cuota mensual del crédito hipotecario. Nuestra sugerencia es que al solicitar un préstamo los pagos no excedan el 25 % del total de tus ingresos. 

 

Para establecer si cuentas con la capacidad de pago para una responsabilidad de este tipo, te recomendamos hacer este ejercicio: suma todos tus ingresos y divídelos entre 4. Si el resultado responde a la cuarta parte de tus ingresos, entonces evitarás el incumplimiento de pago en el futuro. 

 

Si después de hacer esta prueba, te das cuenta que aún no estás listo económicamente, tienes dos opciones. La primera es continuar ahorrando hasta completar una cuota inicial más alta para reducir los pagos mensuales o elegir una vivienda que se ajuste a tu presupuesto. 

 

35 %: El costo total

Por último, este dato hace referencia al costo total del crédito y del mantenimiento de una vivienda. Lo ideal es que las mensualidades (capital, intereses o seguro) y otros costos asociados como los impuestos o la cuota de mantenimiento, por ejemplo, no excedan tu capacidad de pago.

 

Para que esta decisión no represente un riesgo mayor a nivel financiero, lo ideal es que el pago mensual no supere el 35 % de tus ingresos. 

 

Quizás te interese: Ahorra y organiza tus finanzas utilizando colores

 

Si inicias desde ya con el proceso de ahorro, te habitúas a los pagos mensuales y esto ya no representará un inconveniente para el pago del crédito hipotecario. Así que, te aconsejamos que te asesores para elegir un producto financiero que se convierta en un aliado para alcanzar tus metas. 

 

¿Quieres iniciar con el hábito del ahorro? Banco Industrial te ofrece Plan Enganche de Vivienda, el cual te ayudará a cumplir tu objetivo de tener un hogar propio a través de aportes programados. Haz clic en la imagen de abajo para conocer más.

 

New call-to-action






BIENESTAR FINANCIERO • Planes de Ahorro Programado

Compartir:

Artículos relacionados