Blog Bi

¡No te pierdas nuestro nuevo contenido!

Suscríbete al Blog Bi y recibe mensualmente las noticias más relevantes en tu correo.

Gracias por suscribirte a nuestro blog

Artículos de interés • CrediAuto

Compartir:

Vehículos empresariales: ¿Comprar o rentar?


Si tu empresa necesita de vehículos para trasladar materiales, hacer entregas o tus colaboradores requieren de un medio de transporte, una flotilla de vehículos es una excelente alternativa.

Seguramente como empresario te has preguntado sobre la conveniencia de comprar o rentar porque ambas opciones representan ventajas y desventajas. En este blog abordaremos los beneficios y los aspectos a considerar de la compra y renta de autos de trabajo. 

 

Renta de una flotilla de vehículos

Una de las principales ventajas del renting es que incluye las revisiones del auto, las reparaciones, el cambio de neumáticos, la contratación de seguro e incluso lo pueden sustituir en caso de averías. 

 

Esta opción no requiere de una inversión inicial, pues los gastos están repartidos en cuotas mensuales. Una de las desventajas es que debes cumplir con el plazo del contrato que por lo general es de 1 a 10 años, de lo contrario tendrás que pagar una penalización.

 

Con respecto a las reparaciones, se deben cumplir con las condiciones indicadas con anticipación en el contrato y acudir únicamente a los talleres afiliados. Además, deberás tener cuidado de no sobrepasar el límite anual de kilómetros recorridos o te verás en la obligación de pagar una cuota adicional por el excedente.


También podría interesarte: Vehículos comerciales, cómo elegir tu primera flota


CrediAuto en Línea

 

Compra de vehículos comerciales

Adquirir una flotilla propia es una excelente opción, ya que, a diferencia de la renta, tienes disponibilidad total de las unidades. Puedes establecer medidas para una gestión excelente en relación al uso y servicio de los carros, pero también cuentas con la libertad de elegir el equipamiento acorde a las necesidades de tu empresa.

 

Además, dado que el auto ya forma parte de tu patrimonio tienes la libertad de venderlo o intercambiarlo en cualquier momento. Otro de los beneficios es que no tienes restricciones de kilometraje y puedes usar la flotilla de acuerdo a tu conveniencia. 

 

Algunos aspectos en contra, es que la compra de vehículos para tu negocio implica asumir costos de operación, mantenimiento, impuestos y seguros. Sin embargo, si no cuentas con capital suficiente tienes la opción de un financiamiento. 

 

La elección final es tuya, pero te aconsejamos que evalúes si lo usarás con frecuencia, cuántos kilómetros recorrerán al año y cuál es tu capacidad económica para realizar un desembolso de forma mensual. Las respuestas a estas preguntas te guiarán para que tomes la mejor decisión para tu empresa. 

 

Si estás buscando financiamiento para tus vehículos de trabajo considera hacerlo con una institución que te brinde confianza y seguridad. Con CrediAuto de Banco Industrial, puedes elegir tu automóvil y solicitar tu crédito de una forma rápida. ¡Haz clic en la imagen de abajo!

 

CrediAuto en Línea

 






Artículos de interés • CrediAuto

Compartir:

Artículos relacionados